Reflection Time (Libre) {Flashback}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reflection Time (Libre) {Flashback}

Mensaje por Electra M. Tesla el Lun Jul 01, 2013 3:27 pm

Después de almorzar en el comedor junto a Aidan y algunos de los otros tributos, Ely estaba sentada en la terraza del tren contemplando los paisajes de los otros distritos con una pluma y dos papeles ( uno para hacer anotaciones de sus habilidades y debilidades, mas sus posibles aliados, mientras que la otra era un testamento que le iba a dar su mentora para que le pueda entregar a su familia por sea caso no sobreviva) que tomó de su habitación. Ella durante la comida ha conocido a dos de los otros tributos. A Danny la conocía porque le reparó el ordenador de su padre, y a pesar de que ella era muy competitiva y decidida, tenía actitud, así que tenía que analizar sus posibilidades contra ella. Y en cuanto a Zero, pues se veía un chico muy arrogante, egocentra y prepotente, del cual tenía que tener cuidado porque si se le cruzara en su camino el rostro del chico sería lo último que vería en la faz de la Tierra antes de que la castaña espirara su último aliento. Pero en fin, después de ese almuerzo, tenía que analizar cuáles eran sus puntos débiles y sus puntos fuertes para poder salir victoriosa de los Juegos, o en el caso de no salir con vida, que era algo probable, que por lo menos sobreviva al Cornucopia y los primeros días, o por lo menos llegar a un sexto lugar en los juegos. Pero no solo eso, sino que analizaría sus posibles aliados y a los que debería eliminar a toda costa para sobrevivir. Y obvio iba a pedir a su compañero Aidan a que sea su aliado, y protegerlo a toda costa, pero no le hará daño. Era mejor de que mataran primero a ella antes que a él, para por lo menos que él salga con vida.

La muchacha tenía que reflexionar. Ésta reflexión le ayudará a salir adelante, a ser fuerte por todas las personas que quiere de su distrito, y probablemente le ayuden a ganar. Y no solo eso, cuando por fin llegue al Capitolio, aprovechará sus clases de entrenamiento no solo para repasar sus habilidades en hacer trampas, en esconderse, y en las armas ligeras , sino que podrá adquirir mas conocimientos de las plantas, hacer el fuego sin necesidad de utilizar la energía y en recolectar alimentos, aunque por ser una tributo intermedio decidió solamente utilizar y en ser experta en las trampas, así que si se encontraba con armas ligeras las utilizará para sus trampas o para otras cosas.  Miró el cielo pensativa mientras que se ponía la pluma en su oreja pensando en lo que era buena y en lo que era mala. -Bueno, yo soy rápida, tantos años en atletismo me hicieron muy rápida. Bien, aunque a veces soy distraída y puedo caer en una trampa con mucha facilidad, así que tengo que estar alejada de las trampas que yo haga para evitar la muerte por trampas.- dijo la chica pensando en el evento del festival de Vasaje donde se quedó estancada en el alambre de púas. -Luego soy algo muy confiada ya sea con la gente o con mis habilidades, así que yo no tendré que fiarme mucho de los demás.- dijo seguía escribiendo. Entonces de repente dejó de escribir sus habilidades y debilidades para realmente concentrarse en los demás tributos y en sus rostros.

-Ya Ely, humm, recuerda que vos hace una hora vistes en la tele del restaurante las cosechas. Bien recuerdate de ellos, recuerdate de ...- entonces le vino muchos flashbacks de los diferentes rostros, algunos conocidos por ella y otros no. Primero estaba Zero, el chico prepotente del Distrito Uno no confiaba tanto en él, mientras que su compañera era unos centímetros mas pequeña que ella y se veía algo tímida, los del dos Danny era una chica muy competitiva y con una ambición y decisión digno de admirar, y en cuanto a Caurd, aunque no lo conocía tanto se veía muy simpático y hasta era muy hiperactivo como ella, así que tenía que pensar en ellos dos, y los del cuatro, tan solo conocía a la muchacha rubia con la que se tropezó, mientras que los del cinco, seis, siete y ocho no los conocía, pero se veía con pocas posibilidades. En cuanto a la chica del nueve, era una muchacha muy alegre y con un buen sentido del humor. Ambas compartieron con Aidan en el Festival, no quería tampoco verla morir. Mientras que los del once el muchacho era un poco mas alto que Ely y al igual que ella tenía agallas por ofrecerse como voluntario, mientras que su compañera era muy tímida y callada. Y en cuanto a los del doce y diez, pues tampoco no los conocía tanto, pero con la excepción de la muchacha pelirroja del diez que tenía algunas curvas, los otros de esos dos distritos se veían flacos. En los distritos bajos siempre han sufrido de hambre y de necesidades. En fin, tenía que conocer mas a fondo durante éstos días a los demás tributos para saber sus habilidades y debilidades, para saber a qué tenía que enfrentarse la muchacha. Luego de recordar los demás tributos de los otros distritos, Ely volvió a recordar su cosecha. Las lágrimas de Lily al ser llamada como tributo, los gritos que ella produjo al escuchar la pregunta de la capitalina, las palabras de su familia, sus amigas, sus ex- suegros y las de la pequeña pelinegra Lily, las fingidas palabras de emoción de la capitalina de la tele al referirse a Electra como una chica osada y valiente, y a Aidan. Uno de nosotros tenía que salir vivo de esto, uno, y para eso teníamos que protegerlos el uno al otro. Fue entonces que escuchó una voz.




. Electra M. Tesla
. Live your life like it is the last thing you will doing
—jaybird.
avatar
Electra M. Tesla
Tributo
Tributo

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral
Mensajes : 77

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reflection Time (Libre) {Flashback}

Mensaje por Rose Amelia P. el Jue Jul 11, 2013 10:46 pm

Amy era perfectamente consciente de que debería estar estudiando las cosechas, o mirando los juegos pasados para darse una idea de qué hacer, cuando menos tendría que repasar las habilidades que tenía a su favor para no morir al segundo de poner un pie en la arena, pero simplemente no podía obligarse a ello... su mente estaba demasiado ajetreada para concentrarse en nada. Una sola pregunta resonaba en su mente:

¿Merecía vivir?

Sí. Definitivamente deseaba vivir. ¿Por qué no querría? Justo ahora que las cosas parecían salirle bien, se merecía una oportunidad para... ¿para qué? ¿cumplir sus sueños? Ni siquiera tenía alguno. ¿Vivir? Se dedicaba a matar animales. Vaya vida. Nadie lloraría si moría, no tenía ni siquiera un perro que le ladrara... ¿por qué alguien como ella merecería vivir más que cualquier otro tributo? Niños que sí tenían padres que los extrañarían, hermanos, primos, amigos... no como ella.

— Te prohíbo pensar así, Rose Pond. — La reprendió la alucinación del Doctor, quien la veía severamente desde una esquina de la habitación en la que se había exiliado luego de su encuentro con el tributo del distrito once, Reiner. — Eres grandiosa. Hay muchas cosas que puedes hacer aún.

— ¡Guau! ¿¡En serio!? ¿Cómo cuál? — Replicó llena de sarcasmo. Esta vez no se molestó en responder con pensamientos, dentro de su habitación nadie la vería raro. — No mientas, Doctor. No hay nada que pueda hacer. No soy importante.

— Mil años he viajado por el tiempo y el espacio... — Comenzó él, ante lo cuál Amelia no hizo otra cosa que torcer los ojos. Sabía que estaba loca, pero no podía creer que lo estuviera tanto como para que sus fantasías se creyeran viajeros en el tiempo. — ... y nunca he conocido a nadie que no sea importante.

Pff, como digas. Me largo de aquí. — Bufó ella y cerró la puerta a su espalda de un golpe, como si con ello pudiera evitar que el hombre alto con corbata de moño la siguiera a donde fuera. Sabía que la puerta no evitaría que la acompañara, pero la sensación que daba de cierre era suficiente para que él supiera que era hora de callarse.

No sabía a dónde dirigirse... no tenía ganas de comer más así que el vagón comedor no era una opción. Quizá debiera dar media vuelta para regresar a su habitación, pero temía que el resto de las alucinaciones vieran eso como una invitación a que se manifestaran también. Decidió mejor caminar a lo largo del tren, a ver qué encontraba...

Al llegar a la puerta de un extremo, escuchó a alguien hablar. Su primer impulso fue mandar a callar a Donna o River Song porque la voz era indudablemente femenina, pero al poco tiempo calló en cuenta de que no reconocía el timbre. Se mantuvo en silencio un rato y, tras pensárselo mucho, terminó por abrir la puerta con una sonrisa cordial.

Decir tus habilidades y debilidades en voz alta... no es una idea muy sensata. — Musitó a la muchacha que ahí estaba... distritos altos, piel poco asoleada... seguramente era del distrito tres. Tenía la mitad del cuerpo fuera y la otra mitad dentro, como si dudara en acompañarla. — ¿Puedo? El aire aquí dentro me está volviendo loca.




Bad Wolf: The Girl Who Keeps Waiting

avatar
Rose Amelia P.
Tributo
Tributo

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Rebelde
Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.