¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Lun Mayo 20, 2013 10:02 pm

Primer día
Hora de inicio: 2:40 pm


Sentía que a estas horas del día la pereza estaba a poco de apoderarse de mi cuerpo; el viaje hacia el distrito 06 no había sido tan pesado como lo imaginé. Sin embargo, apenas al llegar a dicho distrito con motivos de celebración por el vasallaje, me fui a recorrer las calles tan decoradas y extravagantes de la ciudad en compañía de mi madre y de una de sus amigas que nos había acompañado para la ocasión. No estaba de ´mas decir que en cada puesto que veíamos, se detenían durante un mínimo de 10 minutos, para luego decidir que no comprarían nada y después se iban al siguiente sitio. No sé durante cuanto tiempo es que fui capaz de soportar todo ello sin tener queja alguna al respecto. Supuse que de algún modo tenía que mantener la actitud correcta, y más con toda la seguridad que se veía en los alrededores.

Al ser veinte para las tres de la tarde, nos separamos. Ellas seguirían su trayecto de 'mire y no compre nada' yo por mi parte, iría a darme una vuelta por el edificio de justicia. Escuché que los espectáculos de este año estaban como para lucirse y presumirse de ellos de aquí al siguiente vasallaje. Y por supuesto, yo no podría marcharme, al menos no sin antes haber visto un poco del sensacional lado del Capitolio. Hmm... aunque pensándolo bien, ¿habrían comenzado ya?

Será mejor averiguarlo... — me dije a mi mismo, sin dejar de caminar hacia el lugar que quería visitar. Al llegar al sitio, definitivamente me detuve a admirar todo lo que adornaba ahí. Ese aire tan elegante, impecable... no alcanzaban las palabras como para describir el deleite que ocasionaba a la vista — Tenían razón. Se han lucido bastante este año — ante mi pregunta anterior, me di cuenta de que los espectáculos comenzaban, probablemente dieron inicio desde temprano por la cantidad de gente que se encontraba ahí, aplaudiendo cuando era necesario o tan sólo observando los preparativos para el siguiente número.

Me acerqué y permanecí de pie en todo el tiempo que duró el show — ¡Bravo! — vociferé, entre aplausos cuando este de nuevo terminó. No puedo ni imaginarme como es que en el Capitolio se las arreglan para gastar dinero, espacio y tiempo para tener este tipo de espectáculos de manera más frecuente. Para la mayoría probablemente fuese una cosa más, algo que ya estaban más que acostumbrados a ver; pero para mi era como... no tengo ni idea de como describirlo.

Caminé de nuevo, esta vez teniendo en mente que quería algo para beber y así quitarme la sed que poco a poco comenzaba a hacerse más y más molesta. Por una conversación ajena -que aclaro, no era mi intención escuchar- sabía en que dirección encontraría el bar que habían puesto aquí. Sin más, me dirigí hacia allá — Ah, pero ni siquiera sé que voy a pedir — creo que estaban regalando 'bebidas de bienvenida', podría preguntar por ello.

Quería acercarme a la barra, más esto era una tarea difícil de hacer ya que un grupo de codiciados capitolinos -o a saber si provenían de otros lados- rodeaban a una simpática señorita. Murmuré un 'disculpen' para que me dejaran pasar, más estos no se movieron ni un solo centímetro — Disculpen... — repetí, obteniendo la misma respuesta — EJHEEEEEEEEEEEM! — tuve que carraspear la garganta lo más fuerte que me fue posible, esperando a que la respuesta esta vez cambiara.


Última edición por Ashton U. Orson el Mar Mayo 21, 2013 12:48 am, editado 1 vez




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Lun Mayo 20, 2013 11:10 pm

¡Me estaba divirtiendo de lo más lindo! Este sin duda era una de las fiestas que más estaba disfrutando ¿Por qué? ¡Por qué no tenía que estar pegada de mi insufrible madre! Oh, no lo malinterprete... que la quiero, pero los años pasado - cuando aún era menor de edad- se la pasaba ¡Roxy, nada de bebidas alcohólicas! ¡Roxy, recuerda que a las 12:00 nos regresamos! y Roxy para acá y para allá. El año pasado aún se hizo la reacia a dejarme ir por mi cuenta, pero este año era diferente… ¡Era totalmente libre! Sí, como lo oyen… logré deshacerme de mi mamá en uno de los tantos puestos que había, ni en un millón de años ella me dejaría sola por mi cuenta... Esa mujer quiere fastidiarme, mi hermano y padre al saber en que maldito juego se han ido a subir.

Di un par de vueltas por el lugar pero como nada lleno mis expectativas decidí ir por lo que mi madre me había estado prohibiendo estos últimos años, el bar. Me encamine a la zona Vip en la cual se miraba una clara mejora en cuanto a infraestructura y por supuesto, la gente. Esto de reservarse el derecho de admisión era lo mejor que podían hacer pues podía estar más tranquila ya que con quien hablara tendría un considerable nivel, aunque claro… siempre había un bicho raro como los del doce u once, son los peores. ¡Hay Dios! De tan solo pensarlo dan escalofríos… que horror.

No puse mucha atención a los espectáculos que había, yo iba en busca de alguien que pusiera la atención en mí, no al revés. Al parecer tendría que esperar un poco, cosa que no me gustaba, pues mucha gente había ido cerca de los escenarios a ver lo que allí presentaban – idiotas – yo estaba acá, que mejor cosa que venir a por mí. – Me da una fresa colada – lo sé, no era ni por asomo la bebida más fuerte, pero es obvio que no la necesito, puedo divertirme en mis cinco sentidos sin recurrir a métodos tan estúpidos como muchos lo hacen, gente débil. Si el que atendía la barra no me hubiera reconocido de seguro que se hubiera reído por tal petición, pues la mayoría de los que vienen es para ahogarse, como el idiota de Oswald… bueno, ni idea si él toma… pero sí es un idiota, mi mentor idiota… aunque odiaba admitir.

Varias personas seguramente me vieron pues comenzaron a venir, la cosa se puso más interesante. – Lo sé… es que me gusta darme a desear – dije cuando me peguntaron porque no me pasaba muy seguido por estos lugares. Algunas mujeres torcieron los rostros mientras varios hombres rieron, las viejas podrían irse al caño, ellas no tienen nada que me interese. Sin duda la noche iba bien, muchos sujetos comenzaron a rememorar mis hazañas en la arena. – Por supuesto, ese idiota se lo merecía – dije cuando alguien saco el tema del tipo que mato al chico del dos, el que se supone fue mi novio.

Así transcurrió el tiempo, varios tipos siguieron pidiendo y pidiendo más trago ¿Yo? Me mantuve jugando con la mini sombrillita de mi bebida, que aún iba por la mitad. Me había comenzado a aburrir de todos ellos, ahora hablaban sobre las apuestas... tema del cual no entendía. – Claro, eso es seguro el uno siempre da batalla –puse una media sonrisa ante las palabras de un tipo – Nosotros vamos por todo o nada – siempre hacía adelante. Iba a continuar hablando sobre lo grandioso del uno cuando escuche unos murmullos pidiendo permiso ‘maldición, mi madre me encontró’ creí por un instante… pero no, era la voz de un chico.

Alcé mi rostro para tratar de encontrar quien se atrevía a arruinar mi hora divertida – aunque ya no estaba tan divertida – ‘oh valla, pero si es otro de los mentores’ una sonrisa ladina se dibujó en mi rostro, baje de la banca donde me encontraba y comencé a caminar en dirección a aquel sujeto, mientras lo hice las personas allí comenzaron a dejar libre el espacio por el que iba pasando. – No hay necesidad de gritar, cinco – dije con una sonrisa mientras me paraba frente a él. Acomode mi cabello tras mi oreja – Además eres lo suficientemente grande como para abrirte espacio tú mismo. – suspire – O es que has perdido practica – volví a sonreír, trate de no hablar de manera muy dura… pero no tenía práctica, sólo esperaba no asustar a mi nueva diversión.

-Si quieres algo tómalo, nadie se molestara porque lo hagas... es lo que quieren, ver en acción a sus 'héroes'- dije de manera sarcasta, no importaba que tono usará, nadie notaría la diferencia... era la única sobria en este grupo de personas.





εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Mar Mayo 21, 2013 12:08 am

Que situación tan más incómoda. No me gustaba del todo permanecer quieto y a la vez ser ignorado. Bien sé que pude habérmelas arreglado para llegar a la barra, pero como bien dije antes, por hoy prometí mantenerme al margen para no traerme problemas con toda la seguridad presente en este día. Pensé que la conversación tal vez iría para rato, pues desde que llegué escuchaba como hablaban de ¿apuestas? Tal vez eran patrocinadores que ya empezaban a prepararse con sus sustanciosas cantidades de dinero para poder escoger a futuros tributos como favoritos.

Pensé que lo mejor sería volver más tarde, o buscar otro lugar por aquí donde pudiese saciar la sed, más a los pocos instantes la chica que estaba en el centro se abrió paso para dirigirse en mi dirección. Incluso las personas que la rodeaban se abrieron paso ante su presencia, como si de guardianes se tratara. Reí levemente por la imagen que me estaba haciendo dentro de mi mente.

Ah, esperen, ¿cuando dijo 'cinco' se refería a mí? La respuesta más obvia, era 'sí', ya que esta zona estaba meramente restringida para cualquier tipo de persona. Ahora que estaba más cerca, podía distinguirla... yo... yo estaba seguro que la había visto antes. Sí, en los juegos que han tenido lugar en los años pasados, aunque...

¿Katherine? ... ¿o era Kity? — de momento no podía recordar su nombre, más por su expresión, podía asumir que pertenecía a los distritos más altos. No es por juzgar ni nada, pero algunos de los ganadores de distritos bajos tenían caras demacradas, expresiones pesimistas o actitudes cerradas, a diferencia de los ganadores de distritos altos que presumían de sus grandes hazañas en la arena.

Del grupo de personas que la rodeaban, escuché que algunos comenzaban a decir '¿cómo la llamó?' , 'déjate eso, ¡no sé como alguien como él puede llamarse a sí mismo mentor!'. En lugar de molestarme o fruncir el ceño, todo lo que hice fue reír — Ah, disculpen, disculpen. Parece que mi mente aún está al pendiente de los espectáculos que están tomando lugar en este sitio. A que son magníficos, ¿no lo creen? — no esperé respuesta, y luego miré a la chica — Espera, yo sé que sé tu nombre — parpadeé un poco, antes de chocar un puño con la palma de la mano contraria.

Oh, oh, oh, oh... ¡Rox! La fierecilla de los juegos número 94 ¿no es así? — ¡punto para Ashton Ulrik! Já, sabia que pronto podría recordar su nombre. Tenía 15 años en aquél entonces, aquella vez mi papel como mentor fue secundario, pues la misma persona que fue mi mentora, se encargó de aconsejar a los tributos de ese año. Sin embargo, ahora comenzaba a recordar los resultados de aquél juego, cuatro tributos eran los que habían perecido en sus manos, además de un plus de espectáculo por la relación que tenía con un chico del distrito vecino — Por cierto, lamento mucho lo de tu novio — varias veces la había visto, pero creo que no había tenido la oportunidad de darle mi pésame por todo eso.

Hmm, y sí, tal vez perdí algo de práctica — de cualquier modo, lo mío no había sido lo de los juegos, ya que si mal no recordamos, mi puntuación durante las pruebas había figurado entre las más bajas — ¿Tomar lo que quiera? ¿De verdad nadie se molestará? — sonreí de lado, acercándome a ella a paso lento. Cuando estuve cerca, la observé directamente a los ojos — Entonces no te molestará... que yo tome esto — antes de hacer lo que planeaba, le revolví un poco el cabello y después agarré el único vaso que estaba a medio llenar, con un adorno de sombrilla y le di un sorbo — Hmm, esto sabe bien ¿qué bebida es? — pregunté, ahora sé que pediría lo mismo.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Mar Mayo 21, 2013 3:47 pm

¿Este chico acaso estaba jugando conmigo? Me estaba confundiendo y lo peor de todo que con la loca del 10, esto era el colmo, no tenía ni un cabello parecido al de ella, gracias a Dios. Apreté el vaso que llevaba mas sin embargo una sonrisa adorno mi rostro, no iba a dejar que este tipo me sacara de mis casillas, no enfrente de tanta gente. — Error, gracias al cielo no soy Kity

Varios personas a mi alrededor tampoco se complacieron de verme a mí, sus vencedora favorita, siendo rebajada a tales niveles… pues comenzaron con los murmullos. ¡A callar bolas de imbéciles! Tenía ganas de gritarles a todos, no quería que espantaran al sujeto pero contrario a lo que yo creí él no pareció molestarse, de hecho comenzó a reírse lo que desconcertó a más de uno... incluyéndome. - Maldición, está loco - La gente suele decir que entre mentores no se convive ¿Pero cómo hacerlo cuando la mitad de ellos están locos? O son de distritos bajos. Le mire curiosa en cuanto dijo que sabía mi nombre – Valla, ya era hora – murmure molesta. Mi ceja se arque ante su reacción del puño y la palma.

-¿Fierecilla? – Tks, no es como si me esperara un mejor apodo, no luego de que me habían llamado ‘Bunny’ supongo que a los catorce años y con la pinta que me cargaba me era imposible haber obtenido uno que sí impusiera respeto. – Así es, puedes ahorrarte el resto de la información – sonreí, le daría un punto al sujeto por recordar la fecha. Arquee mi ceja ante la mención de mi novio… ex-novio, lo que sea que haya sido. – ¿Eh? – ¿otra vez anda de broma? Van para cinco años de que sucedió eso y hasta ahora dice eso, que tipo. – Fue hace tanto tiempo, trato de no pensar en ello – le reste importancia con un movimiento de manos. Si no revele mi pequeña mentirilla es porque me dio bastante fama en su momento y ahora no pensaba quedar como una mentirosa.

No había duda alguna, el chico era raro. No cualquiera aceptaba tan fácilmente que en pocas palabras se le llamará ‘inútil’ pero él parecía comentarlo como si del clima se tratase. No tenía idea de si ignorarle o mejor asestarle un golpe en sus partes bajas, preferí cambiar el tema. Fruncí el ceño cuando comenzó a acercarse, estaba empezando a abarcar mi espacio vital, cosa que no me parecía nada bien - ¿Se te ha perdido algo? – pregunte cuando reparé en sus ojos. - ¿Qué tomes qué… ¡Oye, qué te crees, basta ya! – idiota, idiota… mil veces idiota, sí, comenzaba a creer que asestarle un golpe allá abajo era buena idea… pero me retuve, eso no sería inteligente, el ver a un mentor sobre otro moliéndole a golpes no era algo que pasara desapercibido, y no quería pasar mi tiempo encerrada en un calabozo. Al nada más sacar sus inmundas manos de mi persona comencé a arreglar la cinta de mi cabello, que el muy imbécil había movido cuando se puso a desordenar mi peinado. - ¡Por supuesto que sabe bien! Lo he pedido yo… - bufe, mientras termine de acomodar mi moño. - Es una fresa colada – informe mientras me acerque a él y extraje de entre sus manos mi bebida - Y yo, soy alguien, por lo que yo sí me molesto cuando me quitan mis cosas – no pensaba permitir que ter sujeto tergiversara mis palabras. -Pero puedes pedir una como lo hace la gente normal





εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Mar Mayo 21, 2013 7:00 pm

¿Gracias al cielo? — repetí su frase, no lo entendí muy bien. De vista también conocía a la otra mentora, Kity, la chica del distrito 10 que hace unos años había ganado los juegos. Hm, supongo que por algo habré de confundirlas, tal vez tenían un aire familiar que de momento no era yo capaz de recordar. Tal vez ella se habría molestado de que las confundiera de ese modo — Lo siento por la confusión. Si veo a Kity también me disculparé con ella por confundirla contigo — debería de tener eso en consideración, no quería que se armasen rumores a partir de malos entendidos.

Reí un poco cuando volvió a repetir la palabra que yo pronuncié con anterioridad — Sí, fierecilla... si mal no recuerdo fuiste una de los tantos tributos que destacaron desde el apartado de las puntuaciones y también en la arena. 'Imparable', era como tu mentor te describía — los sonoros comentarios de los mentores de distritos altos jamás se hacían a la espera, y más cuando sus tributos se encargaban de dar un buen espectáculo en la arena.

Sé que no quería seguir hablando del tema de su novio, quizás aún le dolía recordar ese hecho que pasó en la arena — Entiendo, aunque creo que deberías de salir adelante, pienso que a él no le gustaría saber que no has salido con otros chicos por eso — tenía que ser sincero. Sabía de otros tributos con historias similares a las de ella, pero esperaba que en algún momento pudieran dejar esa parte del pasado atrás para encaminarse hacia mejores cosas que de seguro aguardaban por ellos.

Ahora que tenía su bebida en mi mano, eché a reír con naturalidad ¿por qué se comportaba así por un gesto infantil que le había hecho? Eso era interesante. Estoy tratando de establecer buenas relaciones con otros mentores, aunque no sé de que manera vaya a resultar todo esto — No me creo nada, o más que alguien, somos iguales después de todo — mentores, para buena o mala suerte, pero lo éramos y teníamos una imagen ante la sociedad.

Imagen que debía de conservarse en todo tipo de eventos, como este por ejemplo. Volví a dar un sorbo de la bebida — Hmm, deliciosa — dejé que ella se llevase su vaso de regreso — Bueno, yo pensé que a ti tampoco te molestaría que tomara un poco del único vaso que tenía contenido. Pero gracias, ahora ya sé que pedir — me dirigí hacia la persona de la barra y pedí lo mismo que la mentora del distrito uno, la fresa colada.

En lo que esperaba a que la trajeran, miré a la chica — Por eso, te contaré un chiste como recompensa. Hmm, veamos... — ni siquiera esperé su respuesta, yo ya andaba pensando en uno — Ah, ya sé cual, este me gusta — me preparé un poco antes de relatarlo — ¿Sabes por qué arrestaron al rompecabezas? — hice una pausa de cosa de milisegundos — Porque estaba armado — y apenas dije eso me comencé a reír. Ese chiste nunca paraba de hacerme sonreír.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Miér Mayo 22, 2013 7:17 pm

Quise fulminarlo con una mirada en cuanto menciono lo de 10 ¿Qué se disculparía con ella por haberla confundido conmigo? ¡Estaba loco, enserio! Después de todo ¿Qué mejor alago para ella que ser confundida por alguien como yo? Debería dar gracias, pero no... al parecer este sujeto sufría de un severo cruce de cables. — Hmmp, una clara pérdida de tiempo, ella está más ida que tú — por lo menos este no parecía tener severos lapsos de depresión, no como los que había visto en aquella mentora. Bien conocida era su locura.

Arquee una ceja en cuanto le vi reír, yo no lo hice, solo me límite a mirarle inquisitivamente, trataba de descubrir que rayos podría pasar en esa cabeza, pero es obvio que debo poseer un nivel de locura para entenderlo. — Oswald — murmuré, ese tipo sí que es toda una fichita. — Valla, al parecer sí tomo algo de juicio una vez empezaron los juegos. — Llegué a creer que le importaba más acostarse con cien mujeres antes de que empezaran los juegos a sacar a uno de sus tributos... o puede que se halla acostado con las cien mujeres y luego, decidió hacer algo más serio. — Odio tenerlo cerca — Iuck, sólo en recordar a ese viejo rabo verde me eriza la piel.

Arquee una ceja ante sus palabras, ahora más que nunca creía firmemente en que este sujeto soltaba blasfemias como comentarios cualquiera, lo que me llevaba a suponer que realmente se le han cruzado los cables, no tanto como a la loca del 10, pero va por ese camino. — Eres raro — dije ignorando lo que había dicho él. — No sé si debería sentirme insultada ante tus comentarios o reírme de ellos. — y eso era cierto... el tipo parecía tan.. ahm ¿infantil? ¿Incrédulo?

Otra vez reía, fruncí el ceño ¿Acaso el sujeto iba a reír hasta porque un pajarito le cagara encima? No encontraba ni una pizca de gracia como para que él hiciera eso. — No, no te equivoques — remarque — Nadie es igual a nadie. — Él podría tomarlo de la forma en que llegase a su cerebro, pero esas palabras cargadas con algo de desprecio eran ciertas. No importo cuantas veces trate de ser tan 'espectacular' como mi hermano, simplemente nunca pude serlo, así que busque otro modo de hacerle ver a mis padres que existía, siendo todo lo opuesto... demostrando que aunque no era como él, estaba por muy encima de él. Si Diethel era amado, yo sería tanto amada como odiada, pero sabrían de mi existencia. — Y no está mal — junte mis cejas — No confundas las expresiones, el ser igual y el tener puestos iguales jamás será lo mismo — no era idiota, entendía perfectamente bien lo que él quería dar a entender.

Cuando vi que él le daba el segundo sorbo, supe que era hora de rescatar mi bebida de las garras de Cinco. Una vez lo tuve entre mis manos mire al interior, vació, ¡Pardiez! Se lo había acabado... eso no era bueno, dicen que las cosas se disfrutan más cuando vas por el último trozo, en mi caso tanto que me había costado tomarme la bebida como para que él se llevará el último trago. — Esto no está bien... — tendría que ir por otra, no pensaba quedarme con las ganas del último trago.

Yo también quiero otra — Me apresuré a pedir en cuando Cinco hizo su pedido. Termine compartiendo barra con el mentor ¿Quién lo diría? Ni siquiera había intentado reunirme con la del 2.

Me había ido por la tangente, cosa que impidió que pudiera negarme a su ofrecimiento de ¿recompensa? — Ah — solté en forma de fingida curiosidad. Escuche ese chiste sin gracia y lo vi reírse... otra vez.

... 1... debo 'tratar' de entenderlo, es de un distrito medio, generalmente pierden la cabeza en los juegos ... 2 ... ¿Pero? si no mal recuerdo el apenas y mato a un tributo ... 3 ... además no he escuchado que tenga grandes vicios ... 4 ... pero sí he oído de su 'extravagancia' ... 5 .... si lo mato ahora me echare a los agentes de paz encima ... 6 ... tal vez si lo saco al jardín ... 7 ... con el haría cinco tributos muertos ¿bastara para un premio? ... 8 ... ¿Por qué demonios le sigo hablando?

Por cierto...— comenté para suprimir mis instintos asesinos, además el mirarle de manera fija por varios segundos con el ceño fruncido y cara de pocos amigos había asustado al encargado del bar. — ¿Tienes novia? — Solté sin más. Una vez leí que este mundo hay dos tipos de chicos guapos; los que saben que lo son y aquellos que no y, los primero son del tipo narcisistas, mentirosos, manipuladores, creídos y crápulas, los segundos con suerte nunca se dan cuenta de sus atractivo, por lo que dejan vivir a las chicas en paz bajo sus suspiros y sueños de anhelos. — No, no la tienes... estuviera acá — conteste sin espera de respuesta, justo como él lo hizo anteriormente. — Diferente a lo que tú crees no estoy en ninguna etapa depresiva, nunca lo estuve. Si quiero un novio puedo tenerlo cuando quiera y si por acaso piensas preguntar; Percy fue un buen chico. — Pero debía morir para que yo viviera, y lo haría de nuevo sin dudar. —Al destino le gusta divertirse, solo eso.

Si esta era la hora de despotricarse como locos y hablar sin coherencia yo también podía hacerlo, me gustan los retos y aún más ganar, además las fresas parecen ser un buen ayudante en cuanto a la interacción entre personas apenas y me acababa mi segundo vaso y ya le estaba encontrando cierta gracia a las palabras de Cinco. — ¡Ah! y está bebida corre por tu cuenta —Tal vez si iba por una tercera copa comenzaría a comprender al chico.






εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Miér Mayo 22, 2013 9:58 pm

¿Más ida que yo? Esta vez no decidí preguntar, me guardé dicha cuestión para mi mismo. Bien era cierto que algunos mentores tenían la mente completamente perdida cuando uno les hablaba, otros tenían sus buenos vicios como cigarros, mujeres y alcohol guardados en la manga. Yo... bueno, creo que en lo que cabe, sigo conservando mis límites al respecto.

Ahora que lo mencionas, creo que en casi todos los juegos que me han tocado como mentor lo he visto con bastante compañía — me faltó agregar la palabra "femenina", pero pensé que estaba claro lo que yo quería transmitir. Parecía que ella no llevaba una muy buena relación con otro de los ganadores de los juegos; no sé si será por cuestión de egos, o simplemente no podían coincidir en opiniones pero tampoco pregunté por ello. De una manera u otra, recuerdo lo primero que una de las mentoras -que bastante edad ya tenía ahora- me dijo cuando salí de la arena: "Eres un bastardo con suerte" ... nunca supe que responder sobre ello. Pienso que la dichosa 'suerte' no es siempre buena, sino más bien ha sido como un castigo desde los pasados años. Prefiero referir que más que ser algo 'afortunado o suertudo' son cosas que pasaron por simple y mero azar.

Sé que ella no estaba jugando, pero no pude evitar seguirle las palabras en cuanto lo dijo — Gracias. Aunque no sé si tomarme tus palabras como un halago o un insulto — he perdido la cuenta de cuantas veces me habían dicho que soy raro, y todo ello comenzó después de que fuese el ganador de los juegos. Probablemente digo todo eso a manera de consolarme a mi mismo, buscando algo que pudiera mantener mi esencia 'viva', o al menos contactar con lo que queda de la persona que fui con anterioridad.

A estas alturas, pienso que los términos 'ser igual' y 'puestos iguales', seguían compartiendo similitudes. Somos mentores, seguimos de pie, guiamos y aconsejamos tributos para que estos encuentren su muerte en el arena, hay factores de nuestros respectivos juegos que siempre nos acompañan, fantasmas del pasado... y la lista continuaba — De cualquier forma, puede que no seamos iguales pero hay cosas que tenemos en común — respondí sin añadir más, dejando esta vez el resto de la idea para mi.

Ante el pedido de la bebida, ella también se sumó al decirle a la persona de la barra que quería una. Creo que sin notarlo, fui yo el culpable de que su vaso también formase parte de la colección de los que no tenían ni una gota de contenido... y al parecer mi chiste no había podido compensar eso. Me las arreglaré pronto para saldar mi deuda con la mentora.

En lo que esperaba, escuché que Rox hablaba de nuevo, la miré y cuando estuve a poco de responder su pregunta, ella misma se dio respuesta. Yo atiné a desviar la mirada hacia algún otro punto de ese sitio. No era un tema del que me agradara hablar del todo, pero tal vez pudiese contarle un poco a ella — Como bien has dicho, no tengo a nadie y tampoco sé si quisiera que alguien estuviese conmigo. — respondí, esta vez mis palabras sonaban más serias... lo más sereno que he dicho desde que llegué al lugar. Sé que en alguna ocasión me he divertido jugando con otras personas, y no lo niego, pero eso era sólo para pasar el rato y nada más. El ir por algo más serio... no lo diré en voz alta, pero en ocasiones la idea me da miedo. — Algunos todo lo que buscan es dinero o poder tener algo de que presumir"¡Mira con quien estoy saliendo!", no Ashton, no Ulrik sino el 'mentor del distrito 5' o 'el ganador de la edición 92'.

Intenté recobrar mis ánimos utilizando su última frase — Oh, entonces ¿el destino se divierte al vernos aquí, ahora? — supongo que por algo la habré encontrado a ella y no a alguno de los otros mentores en el edificio de justicia.

Vale, vale, mientras no me arrojes algún cuchillo yo te invitaré la bebida — y si mi memoria no es tan mala, me parece que esa fue una de las armas que utilizó durante la arena. De momento no me gustaría ser alguna de sus víctimas.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Jue Mayo 23, 2013 6:00 pm

Típico — bufe mientras rodee los ojos, ese hombre era todo un cascarrabias, siempre insinuándose a todo lo que fuera menor de 22 y tuviera una rajada en la zona inferior. — Es todo un calienta bragas — realice un movimiento de manos para restarle importancia. Se que era innecesario decir eso... pero realmente quería decirlo. — No hay escoba con falda que se libere de él — Ok, me estaba pasando pero es que resulta divertidisimo esto de echarle leña al fuego, era mi forma de desahogo por todas las miradas acosadoras que me enviaba.

Torcí la boca en cuanto me respondió ¿Qué no era similar al que yo había hecho antes? No importaba. No conteste con palabras a su comentario, simplemente dibuje una sonrisa ladina como dando a entender un "Tómalo como quieras" me venía valiendo un pepino a como las entendía él, yo simplemente las arroje al aire, dependía del chico si esquivaba la piedrada o le venía el saco.

¿Algo en común? Somos vencedores y mentores. Eran las únicas similitudes que yo podía encontrar, no había otra cosa que nos uniera, todos somos tan diferentes y con un mismo objetivo el cual nos separa más, al final de cuentas todos queremos regresar con vida a alguien de los nuestros. Además soy muy 'Waou' como para parecerme al resto y claro, tengo mi fachada de chica dura y badass de la cual me gusta hacer uso cada vez que puedo; justo como ahora. Arquee una ceja y le mire de refilón, haciéndome la guay. – Somos mentores – dije en referencia a lo de ‘similitudes’ y no es por presumir pero había sonado de lo más genial, tanto así que uno de los tipos que se encontraban cerca – y que ni merecía ser nombrado por su participación terciaria en la historia– asentó varias veces con la cabeza de manera efusiva.

No creí que hablar de parejas fuese a incomodar al chico ‘¡Oh, Roxy! Este tipo están mono, avergonzadito’ hubiese gritado romanticismo, pero como no soy del tipo que tiene un desliz por caras lindas - y hace años que mate a romanticismo – así que no hice más que sonreír de forma socarrona. Aunque no me esperaba que la escena diese un giro de 180° grados, el chico parecía haber cogido toda la seriedad del mundo, bueno… no toda, pero a comparación de sus anteriores argumentaros este sí que me dejo helada, no porque fueran impactantes, era más bien la forma en que se había dado el vuelco. – Porque todos son tan perdedores –dije utilizando muchas ‘aes’ en el ‘tan’. — Siempre queriéndose a provechar del éxito obtenido de los demás — y como me retorcía el hígado toda esa gente– e incapaces de ir por el suyo –.

Luego de unos milisegunditos de seriedad el chico trato de reponerse para hacer nuevamente gala de alguno de sus comentarios, le mire incrédula por un rato. — Si es así ha de tener un -omitamos el 'jodido' que no es apto para señoritas- - humor negro - finalice esbozando una sonrisa. — Entonces el primer brindis es para el pésimo sentido del humor de destino — Aunque el destino y la suerte me la sudan, son las excusas de los débiles.

Reí a pulmón abierto en cuanto él menciono los cuchillos, si que lo había pensado, lo pienso con todo el mundo. — No lo haré - me tranquilice un poco — andas de suerte, no puedo hacerlo porque lo prohiben - me palmee las mejillas tratando de calmarme — Razón por la que tú tampoco podrás enseñarme tus movimientos con el latigo - reí otra vez, hoy si que andaba de graciosa. Suspire y me acomode mi peinado... — Cinco, ahora es tú turno de brindar... ¡Miremos de que cuero sale más correa! - ¿En tienden? Es un chiste... ya saben, látigo... correa... ¿No?Le mire fijamente "Mas vale que te rías sino quieres un cuchillo en tu caja toraxica" tal vez y me naciera el deseo de querer pincharlo hasta la humillación. Esboce una enorme sonrisa, repito; si que me la pasaba de lo lindo.






εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Jue Mayo 23, 2013 10:37 pm

Sé que estaba insultando a su compañero mentor, pero es que por la manera en la que se expresaba, fue inevitable que yo comenzara a reírme por ello — Vaya, vaya, pero que buena amistad tienen — por supuesto que era todo lo contrario a una amistad, aunque con la fama que el otro mentor se cargaba, no puedo culparla por ello. Casi hasta podría decir que todo habitante femenino del distrito ha tenido la oportunidad de 'conocer' al susodicho.

Bueno, razón tenía que darle a ella por hacer la aclaración -algo obvia, pero omití el detalle- de que ambos somos mentores. Incluso vi como uno de sus tantos admiradores se encargaba de asentir frenéticamente por lo genial que eso había sonado — Exacto, somos mentores... vencedores, cada año tienes la vida de dos personas entre tus manos, pero dejando eso de lado, tenemos la similitud de que ni tú ni yo somos los mismos luego de que salimos de la arena. Aunque lo niegues, sé que es así — desearía haberle preguntado si en algún momento llegó a ser víctima de pesadillas constantes, de temor por dormir y que dichos recuerdos te vinieran a la mente, quería saber si ella también en alguna ocasión se levantó con lágrimas en los ojos, pensando que de nuevo había vuelto a los terrenos de la arena...

No sé, pero ahora que la veo... llego a pensar que respondería a la mayoría de mis preguntas con un simple y rotundo 'no'.

Que fácil fue para mi sacar el tema de su novio, pero ahora comenzaba a encontrar algunas dificultades en seguir tratando el tema en general. Lo que hace poco le dije, era parte de mi opinión al respecto ¿será que me estoy poniendo todo sensible por ello? Hmm, deberé de pensarlo detenidamente — No creo que sean perdedores... pero pienso igual que tú cuando algunos se aprovechan de la situación — no era por ofender, tan sólo estaba siendo sincero. Al menos cuando está el jodido periodo de 'fama', ven que tendrás dinero, buena comida y una vivienda que cualquiera desearía en la aldea de los vencedores. Muchos se acercan, tratándote como un cercano cuando jamás los habías visto con anterioridad... que curiosa era la manera en la que trabajaban las cosas en el mundo.

¿Humor negro? Hmm... probablemente así sea. Entonces ya tenemos un brindis pendiente, esperemos a que traigan las bebidas para comenzar — dije, mirando al encargado de la barra que parecía que estaba a cosa de terminar de prepararlas. Tal vez en algún momento consideraré preguntar como es que le hacían para preparar todo tipo de bebidas variadas.

Sonreí cuando ella de un momento a otro comenzó a reír — Es la primera vez que lo haces — al menos no eran las sonrisas -altaneras, tal vez- que ella dirigía hace rato. Tenía razón, de momento podía sentirme más seguro por pisar el distrito 6, con la seguridad en todas partes no creo que pueda haber peligro alguno. Aún así... creo que cuando salga seguiré vigilándome las espaldas, ya que cualquier persona puede aparecerse sin previo aviso.

Intenté no verme nervioso cuando mencionó lo del látigo, no era algo que mencionara con frecuencia, pero en un principio no podía ver ese objeto sin que el miedo me invadiera. Recordé como es que había rodeado el cuello del tributo con él, jalándolo contra mí hasta que me asegurara de que el último suspiro de su vida saliese de su cuerpo. Me temblaron un poco las manos por la simple idea — Que va, si era yo bastante patoso manejando esa cosa. Si tuviese un látigo, creo que golpearía a varias personas por accidente — respondí, encogiéndome de hombros.

Cuando hizo su comentario del cuero, creo que de una manera u otra termine riendo por el mismo — Veamos... yo brindo por... este encuentro. Que de alguna u otra manera, tuvo que suceder por algún motivo, ¿no te parece? — y así damas y caballeros, es como no se me ocurre que otra cosa decir — Por cierto, puedes llamarme Ashton... creo que si dices 'cinco' cualquiera podría confundirse. Probablemente Kim también esté por los alrededores — la otra mentora del distrito 5 podría haber decidido venir al 6 en compañía de sus hijos... o tal vez se quedó en su hogar con el fin de evitar que los niños fuesen partícipes de esto.

Ah, ya no sé ni en que pensar.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Sáb Jun 01, 2013 11:06 pm

Oh — fingí sorpresa — Ni te lo imaginas... — palabras totalmente cargadas de sarcasmo

Escuche las palabras de aquel sujeto y no hable por un momento. Entendía a lo que se refería ¿Quién no lo hacía? Que yo no hubiera pasado por ese proceso totalmente 'doloroso' como muchos lo catalogan no significaba que desconociera de ello. — Puede que tengas razón, no somos iguales a como éramos antes — dije, oh... ¿acaso estaba pasando por mis cinco minutos de nena bondadosa? No, no era eso, porque en mis palabras había algo de verdad, ya no era la misma que había ido a los juegos... era mil veces mejor, no... Eso tampoco, yo siempre supe lo tan buena que era, los juegos sólo me ayudaron para demostrárselo a mi familia ¿Y por qué no? A todo Panem.

Preferí no ahondar en aquel tema, era evidente que jamás íbamos a concordar del todo ya que, él fue porque no le quedo opción y yo fui porque esa fue mi elección, puntos así jamás coincidirán y tampoco es como si me importara hacerlo por lo que convierte a este tema totalmente irrelevante.

-Argh – este chico le daba demasiados crédito a las personas – Bueno, es de entenderse… eres del cinco, todavía puedes detenerte cinco minutos sin temer que te ataquen por la espalda – le miré de reojo, quizás no me había expresado demasiado bien con aquella frase, suspire algo frustrada buscando mejores palabras – Es decir, no creo que de dónde vienes sea una constante lucha por ser siempre el primero. El uno en el instituto, el uno de los entrenamientos, el único vencedor… - Fuertes e inspiradoras palabras que los entrenadores suelen decir mientras nos enseñan a cómo ganar ganar. – Tú eres más del tipo ‘la ley de Herodes’

- Otra cosa en la que como vez, diferimos

Asentí en cuanto dijo de esperar al bartender, esta sería la primera vez que no iba a brindar con cidra y por ser navidad. No es como si fuera la gran cosa, ni me emocionaba en demasía ni nada, simplemente lo hacía para salir de la rutina. - Ok -

Fui borrando la risa sutilmente para luego regalarle una mirada divertida, no me molestaba su comentario, al contrario me caía en gracia... era, raro. – Oye, no soy ningún tempano de hielo... tengo mis momentos. – dije mientra acomodaba mi cabello, ya saben, solo para lucir más cool.

Cierto, dabas pena... – asentí con su comentario, aunque la verdad no lo recordaba mucho... fueron dos años antes del mío, así que tenía 12. Acomode mi mano derecha en la barbilla tratando de traer a mí algunos recuerdos de la edición 92. Distrito 05, chico de 12 años, un látigo, alguien ahorcado, cañonazo y un vencedor en shock. – Ahora lo recuerdo, mataste al tributo del uno. – fruncí el ceño – ¿Por lo menos supiste su nombre?

Sonreí cuando el sonrió sobre mi chiste, eso es bueno... yo no me la paso haciendo del payaso y es bueno saber que cuando lo (no lo de ser payasa, sino el chiste) alguien se ríe, así yo soy feliz y nadie muere. – Ah, supongo... – dije con desgano, vale... este chico no tiene mucha imaginación. – Cinco suena más bonito... – dije clavando mi mirada en el tipo de las bebidas. – Pero como quieras, no tengo ningún inconveniente llamarte por tu nombre, Ashton... - me lo pensé por un momento – Pero sigue sonando mejor Cinco - Me encantaba llamarles así ¿Por qué? Algunos ponen caras de descontento al escuchar ser llamados así, a mi me da igual pero debo admitir que sus reacción es un bonus extra. – Igual puedes llamarme por mi nombre -







εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Jue Jun 06, 2013 12:57 am

Me crucé de brazos, inclusive me acerqué un poco más a Rox para observarla. Incliné un poco la cabeza y fruncí ligeramente el ceño. De algún modo estaba analizándola, pero no para lo que cualquiera se estaría imaginando — Hmm... — no dije nada durante unos segundos — Sería extraño, además de que por primera vez escucharía algo como una 'amistad' o un 'amorío' entre mentores del mismo distrito — seamos sinceros, el único momento en el que probablemente verás a unos mentores del mismo distrito tratarse 'relativamente bien', nada más será durante los juegos... o si no es eso, entonces estarán lanzándose comentarios competitivos con los de otros distritos... los profesionales nunca se quedan atrás para echar en cara al resto que sus tributos son los más capacitados para ganar y demás. ¿En mi caso? Trato cordial. Creo que es el único modo en que puedo describirlo.

Todos en su momento hemos tenido problemas, algunos dependen ahora de sus adicciones, otros como yo tratamos de sobrellevar las cosas para no volver a caer y convertirnos en aquellos seres irreconocibles que estaban en alerta por el más mínimo de los ruidos — Ni siquiera me imagino como era la pequeña Roxy antes de entrar a los juegos — vamos, que pequeña no era, a lo mucho tendrá un año menos que yo... ¿o tendrá acaso la misma edad? Pero todavía sigo imaginando mínimos cambios en su persona anterior a comparación de quien es ahora.

Ni siquiera puedo recordar si ella llegó a ofrecerse como voluntaria, por lo general eso era algo más común dentro de los distritos altos. De tantos chicos entrenados, siempre querrá alguien sobresalir entre los demás. Algunos casos de los demás distritos, era porque no teníamos opción. Si tu nombre era el elegido en la cosecha, todos te veían con una expresión de "fue un gusto conocerte, nos encontraremos en la próxima vida". Cada paso no era representación de valentía, sino un minuto menos de tu vida. Hace unos cuantos años, un chico debilucho y enfermo salió elegido; lo que más me dio coraje de la situación fue que su madre se sintió completamente aliviada, pensando que se quitaría una carga de encima... decir que estaba "molesto" al ver eso, realmente se quedaba corto.

La vida en los distritos es diferente — comencé a hablar — No nos entrenan para morir, más bien aprendemos cada día a vivir — existirá el temor de ser elegido en cosechas, más no hay alguien que te diga que debes de prepararte para ello. Yo en lo personal prefería mantenerme al margen, no hablo con frecuencia de los juegos a menos de que alguien pregunte por ello. Preferiría pensar en que en el distrito cada quien vivía la vida a su manera y aunque nunca hubieras deseado formar parte de los juegos, por lo menos fueses a la arena con el mínimo de arrepentimientos por no aprovechar cada instante — Y al estar en los juegos, no todos luchan para ser vencedores... sino para volver a casa — ese había sido mi motivación para sobrevivir cada día. Aunque fuesen métodos cobardes, yo todo lo que quería hacer era vivir, ver el rostro de mi madre una vez más... había tantos cabos -y aún los hay- que me gustaría cerrar antes de irme al otro lado.

Miré que la persona encargada de las bebidas se acercaba, nada mas interrumpió durante un momento la conversación mientras a cada quien le extendía su vaso. Miré el mío, era exactamente igual al que le había quitado a Rox cuando llegué a esta zona del edificio de justicia — Gracias, muy amable — dije, antes de sacar dinero y entregárselo para pagar lo que estábamos consumiendo. Dinero tenía, a veces ni siquiera sabía que hacer con él pues no necesitaba nada más de lo que ya tenía en mi hogar en la aldea de los vencedores.

Bueno señorita Iceberg, la sonrisa le sienta bastante bien. ¿O acaso eso no va con su imagen? — pregunté, sin ánimos de ofenderla. Pero era simplemente ligera curiosidad por saber su respuesta.

Tuve que reír un poco cuando dijo que daba pena — Te preguntaría si viste esos juegos, pero al parecer si que lo hiciste — yo era el más pequeño de mi alianza, con los chicos del distrito 7 y 11. Me encargaba de cosas básicas, ellos fueron quienes asesinaron a otros tantos tributos que tomaban camino por nuestros rumbos... Justo que lo mencionaba ella, recordar como acabé con la vida del profesional no era algo que me diera bastante alegría. — Si lo supe... — susurré con la mirada perdida en alguna otra parte — Trevor Garret. Tenía dos hermanos mayores... en la gira de la victoria su madre me dijo 'asesino', sus hermanos ... ellos casi festejaron mi triunfo, e incluso mencionaron que habían apostado a que un chico tan estúpido como él jamás ganaría. Todavía recuerdo su comentario "¡Fue tan idiota como para haber perdido contra alguien menor!" — era de los tributos mas pequeños, de los que la gente suele decir 'no sobrevivirá mucho tiempo en la arena'. Él, en cambio, tenía 17 años cuando participó en los juegos.

Volví a mirar a la mentora del distrito uno y arqueé una ceja — ¿También llamas a los demás por su número de distrito? — no sé, probablemente en alguna ocasión se ha de haber encontrado con algún otro mentor que no fuese yo. Incluso, no pude resistir y volví a revolverle el cabello con una mano libre — Sigo sin saber si debería de llamarte 'Rox' o 'fierecilla'. Al parecer el último va más con tu personalidad — antes de que ella dijese algo, volví a entretenerme un poco con el vaso de la bebida — Ahora sí ya podemos brindar por todo lo que dijimos antes — extendí un poco el vaso, para que en breve pudiese chocar ligeramente con el de ella.

¡Salud! — exclamé, aunque al parecer alguien a espaldas de Rox -uno de los sujetos con los que estuvo antes- también se me había unido al pronunciar esa palabra. Que curioso es el mundo.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Vie Jun 07, 2013 9:43 pm

Le vi y por un momento, así me quede tiesa en mi lugar por lo que pudieron ser tan solo unos segundos o hasta horas, bueno... no lo creo, pero es gracioso la percepción del tiempo. Cuando pude restaurar mis pensamientos me hubiera gustado gritarle algo al estilo "Are You Fucking Kidding Me?" pero eso no era posible, primero porque estaba en un lugar público y no quería armar revuelta y luego porque eso no era apropiado de una 'dama' me límite a morderme la mejilla internamente, agachar la cabeza, respira y contar hasta 10, tal y como me habían enseñado. — Seguirás por otro tiempo sin escucharlo, cinco. No tengo nada que ver con ese sujeto.— al parecer, acá mi compañero mentor no entendía del todo mis palabra... o más bien se las tomaba demasiado literal y por mi parte eso me daba igual, pero es obvio que no dejaré que se haga una idea rara en su cabeza y luego salga esparcirla... no cuando yo estoy involucrada. — Él está casado. Repito, no he tenido ni pienso tener un amorío con él. — Quise dar por terminado el tema, había comenzado a tomar un curso demasiado absurdo.

¿La pequeña Roxy? Haha... eso era gracioso. Hace tiempo, demasiado tiempo... que nadie pregunta por la 'pequeña Roxy' ella murió apenas puso un pie en la arena, yo me encargue de enterrarla y al parecer nunca nadie la ha extrañado. — No era nadie.. .. — quise golpearme internamente, o clavarme uno de mis cuchillos, hacia demasiado tiempo que no me realizaban una preguntas así, a tal grado que al parecer a mi cerebro le había dado por tener ataque de 'sinceridad' es bueno saber que soy rápida y experta-mentirosa — Diferente a como soy ahora, es decir... ya sabes, todo un cumulo de genialidad andante. — .Cinco, sin duda eres una persona peligrosa, mira que haciendo ese tipo de preguntas atrevidas. — ¿Pero qué me dices del pequeño tú? . —No debí haber dicho preguntado eso.

Asentí en cuanto dijo aquellas palabras, siempre había creído que los distritos bajo cometían un gran error al subestimarse a ellos mismos ¿Es que acoso que no lo comprendían? Ellos son supervivientes por naturaleza, creciendo en esas condiciones aprendiendo a vivir con lo que tienen. Sin duda factores los cuales le pueden servir a la hora del juego, pero cometen el error anticipado de verse como los menos fuertes y lo único que hacen es 'sobrevivir' hasta donde puedan y luego tienen la mala fortuna de encontrarse con un profesional. Como me gustaría un día llegar, golpear a todos y decirles muchas cosas, tantas que seguramente algunas les servirían de consejos... pero yo no soy su mentora y los odio a todos por ser como son. — El miedo a morir solo es superado por el de la inseguridad.— no importa el plan que tengas, sino confías plenamente en ti... estas acabado, primer paso para la victoria es la seguridad.

Me límite a mirar al señor que nos atendía quien se había acercado a entregar las bebidas. Una vez la tuve entre mi manos comencé a jugar con la sombrillita de la bebida. — No pega, no si no está dirigida hacia alguien en manera de burla. — él parecía realmente interesado en saberla y yo sólo estaba siendo franca, después de todo él había dicho 'iceberg' la descripción más sutil que nunca antes alguien me había dado.

Raro, a él parecía darle gracia el saber que daba pena. — Sí que lo hice. — medio sonreí, había algo que olvide… o decidí olvidar, un pequeño suceso en el que él no estuvo presente pero cambio completamente mi vida, claro que yo nunca se lo diría porque era darle algo de crédito y además, dudo que le gustara saber que fue por él que una chica de doce años estuvo más que dispuesta para ir a los juegos del hambre. Escuche su respuesta a mi pregunta, el chico había hecho su tarea. — Yo no lo conocí…. — dije mientras movía mi bebida ¿me pregunto que hubieran dicho mis padres si yo hubiera muerto? De seguro lo mismo “Le dijimos que ella no podría, era muy torpe… Diethel lo haría mejor” Tks, tontos… ellos siempre me vieron como la novia de un posible vencedor, nunca como una vencedora. Hay días en que los odio por eso, luego recuerdo quienes son y se me pasaba, aunque siempre queda el sabor amargo. – Pues bueno, una victoria es una victoria… independientemente ha como haya sido obtenido. – después de todo no hay muchas reglas una vez dentro de la arena. – Siéntete feliz de regresar – .

-Depende de la cara que pongan. – si se molestaban por ello sí que lo hacía, si actuaban tan despreocupadamente como este chico me daba igual, tampoco era tan retrasada como para ponerme a pelear con alguien que no responde a los insultos. - ¡oh vamos! No otra vez. Yo no te he estado arruinando tu look... – le hubiera tirado otro manotazo pero las tenía ocupadas con la bebida así que espere que hasta él se calmara para dejar la bebida en la barra y reacomodar mi moño y cabello por segunda ocasión, aunque de las miradas asesinas sí que no se salvó. – Pues entonces yo te llamaré Cinco porque va más con tu Distrito – repuse mordazmente mientras respondía al movimiento del vaso.

- ¡Salud! – dije, una tercera voz se unió al brindis y yo solo negué divertidamente la cabeza. Esta situación era jodidamente extraña, por lo menos para mí. – Okey, salud también para ti… - después de todo no podía ignorar a mis fans ¿no? – Sigue bebiendo y duerme otro rato – eso delataba su cara o realmente esta demacrado, tan temprano y ya ahogado en esto.

- Tal vez y decida ir a romper un poco mi imagen antes de que inicien los juegos – Al parecer ya había empezado, me encontraba acá hablando con el sujeto del cinco... a este paso tal vez buscará a la del diez y decidiera ir a hacer alguna cosa.... no sé, ¿En qué se divierten los del diez?...o bueno, por lo menos salir de la rutina.

Tal vez no debí decirle a la loca que lambiera el helado del piso.... o que me besará los pies, uh... pero no penaba pedir disculpas, ni a mil años luz.






εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Mar Jun 11, 2013 1:01 pm

A Rox el gato le ha comido la lengua, literalmente. Eso o era algo lenta para procesar el comentario que recién le había hecho. Permanecí, ahí en silencio hasta que reaccionara o dijese algo. Aunque en todo ese lapso de tiempo lo único que le vi hacer fue tener la mirada perdida y luego bajarla. Y la gente dice que luego el raro soy yo… Simplemente sonreí cuando la chica del distrito uno empezaba a darme su explicación de que no tendría algún amorío con él Tuve que morderme la lengua para no darle algún consejo, que estoy segura de que en definitiva saldré de aquí con un par de cuchillas en la espalda.

Entonces la pequeña Roxy era toda una celebridad. Parece que no has cambiado en lo absoluto — no lo creía mucho. Ninguno de nosotros posiblemente fuese reconocido con anterioridad –ni por la gente de nuestros distritos o inclusive nuestras familias- hasta que salimos a la arena y volvimos a casa. No es que estuviese mintiéndole con lo que le dije, simplemente pensé que mi pensamiento podría ser bastante realista que dolería. — ¿Yo? — me quedé pensando un poco en mi respuesta. En ocasiones siento que el contacto que tenía con mi antiguo ‘yo’ se ha ido desvaneciendo más rápido de lo que me gustaría. — Un chico cualquiera, otro más del distrito con aspiraciones completamente distintas a todo lo que hago ahora — formar parte de los juegos nunca estuvo dentro de mi plan de vida, y estoy seguro de que tampoco forma parte del de otros tantos. Admito que siendo mentor tengo más dinero del que pensé en ganar, más de cierto modo estaba interviniendo en las cosas que me había planteado hacer.

Efectivamente, pero nadie está completamente preparado para lo que pueda esperarte. Es ahí cuando te das cuenta de que lo que ocurra, también depende de todo lo que tú hagas o el modo en que afrontes las cosas — inclusive pienso que ni los profesionales estaban completamente preparados para las cosas que vendrían a la arena, todo permanece en incógnito hasta que los juegos dan comienzo

No lo sé, esa ha sido una de las primeras palabras que he pensado hasta ahora. Eres diferente de lo que aparentas ser — desconozco como se va a tomar mi comentario, pero todo lo que había visto de ella hasta ahora me estaba llevando en esa dirección. No era la chica que salía a veces por la televisión o de la que malos rumores existían. Al menos hasta ahora ella ha sido parcialmente distinta a lo que tanto se murmura. Me pregunto si en algún momento dejaré de ver simplemente la punta del iceberg para conocer algo más… algo que de seguro estará ocultando.

Después de todo, se suspenden gran parte de la actividades de los distritos con tal de que la gente mire los juegos — peor es para las familias cuyos hijos están en los juegos. Más en la parte de las entrevistas cuando el chico o chica en cuestión figura dentro de los finalistas… y peor es saber que horas más tarde tu hijo perdió la vida. ¿A quién se le ocurrió esta absurdez? Más bien, debería de culpar a toda la gente que sigue estando detrás de estas sádicas enseñanzas para la población… — No sé si pasaste por algo similar, pero son cosas que se te quedan marcadas de por vida. — y aunque quieras borrarlas, no es sencillo. La pesadilla te sigue una y otra y otra vez — Más que eso, fui feliz al saber que hice una promesa que terminé cumpliendo — volver a casa fue la promesa, y después de tanto la vi cumplida al estar de vuelta en el distrito. Aunque si tuviera que volver a la arena por cualquier motivo, me da la impresión de que ya no seré capaz de prometer eso… inclusive algo que no mencioné, es que después de convertirme en mentor mis esperanzas de ver a mi padre aumentaron. Creí que como mínimo me buscaría por interés, más eso nunca ocurrió. Admito que fui cobarde, pero él definitivamente era peor que yo.

Cierto, pronto vendrán los tiempos en los que incluso los mentores entramos en duelo. Tenemos que ganar patrocinadores para nuestros tributos, más esa era una de prefería dejar en manos de las mentoras más experimentada. Últimamente me he terminado involucrando, y creo que el año pasado no me fue del todo mal en esa labor pero sinceramente preferiría ver otras cosas. — No creo que puedas arruinar mucho — me encogí de hombros. Mi cabello andaba de por sí acomodado y eso me suponía a mi un mínimo de esfuerzo — Rox, si me sigues llamando así me harás considerar la idea de hacerte escribir mi nombre varias veces hasta que te lo aprendas — ignoré las miradas que me lanzó y me centré en el vaso que hace poco había chocado con el de ella para brindar.

Di un buen sorbo, mirando de reojo y con cierta gracia a la persona detrás de la mentora. Parecía que había seguido su consejo pues apenas dio un trago volvió a quedarse recostado en la barra — Que obediente — murmuré.

Considera que desde ahora estás en la vista de todos, ¿qué es lo que pensarían de ti si hicieras eso? — no sabía muy bien a que se refería con romper su imagen, pero ahora que estamos de vuelta tampoco es como si pudiese llegar a los excesos… a menos de que fueses uno de los tantos mentores que se andan con su mala fama.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Miér Jun 12, 2013 6:50 pm

Fue bueno que no decidiera argumentar nada mas sobre mi relación con el otro mentor del uno o con mi antiguo yo, porque debía aceptar que ambas estaban por los suelos, me encontraba en una constante carrera de 'que entre más lejos les tuviera más fácil seria mi vida' Solo sonreí ante su 'no haz cambiado en absoluto' yo no lo había hecho, la percepción que los demás tenían sombre mi fue la que cambio.  Ya veo  dije algo aburrida '¿A qué se puede aspirar en el cinco?En mi caso me alegraba se sobre manera el haber ganado, la primera porque era lo que quería - y morir no estaba permitido- y en segunda porque la vida de un mentor era mas entretenida ¿Qué hubiera hecho si no hubiese entrado a los juegos? De seguro haber ahogado a Diethel y con él su estúpida sonrisa.  Uh  Comenzaba pensar en cosas feas. 'Kramer, concéntrate'

Asentí un poco ante su comentario, era cierto, uno tenia que llegar preparado tanto física como mentalmente. No me quejo del 01 — o tal vez si ya que me encanta hacer ver los errores — pero para mi, una estrategia buena no es simplemente ir en bola y atacar. 'Todos tienen cabeza, úsenla  aseguro que no duele' Hablas como todo un mentor — dije con una sonrisa divertida, me había topado con uno que otro que si te decían que era mentor creías que era una cruel mentira. Ejemplo, la del 10 ¿Qué podía enseñar? A cercee bolita y murmurar 'lo siento' una y otra vez, hasta matar al otro de aburrimiento.

¿Uhm? Ni que fuera la gran cosa,— No tenia necesidad de preguntar nada mas, entendía perfectamente bien de lo que él hablaba. — Me dijeron que esto era una fiesta, asì que estoy tratando de divertirme — Me encogí de hombros quitando le importancia al asunto. — Aunque creo, que la siguiente vez que nos veamos conocerás a mi 'yo' más famoso — porque de seguro seria una vez comenzaran los juegos.

Si — repuse sin animo, realmente me resultaba aburrido. Luego de vivir en carne propia aquella experiencia el tan sólo verlo no era lo mismo ya no se sentía aquella adrenalina, la única que podías obtener en medio de la batalla. Claro, para algunos... porque creo que para otros mentores era mejor el no saber nada más. Mmm — ¿Similar? No entendí bien a que se refirió. - Ya veo, eso esta bien — No creo que cuente como promesa pero recuerdo que el dìa luego de que me ofrecí voluntario mis padres hablaron conmigo, luego llego mi hermano a quien le grite algo como 'Cuando regrese te restregare mi triunfo en tu cara' él sonrió  dijo 'adelante, te estaré esperando' Eww, como me repateaba recordar eso... para nada había sido una despedida genial, èl la había convertido en una 'sentimental' como me chocaba que malograba mis planes.

Tù si que sabes como quitarle diversión a las cosas — uno no podía divertirse si este tipo no ponía de su parte No hace falta, me se tu nombre. Completo — De que me lo sabía  me lo sabia. Es algo muy distinto el que no lo quiera usar. Termine brindando.

Es mejor eso a que sea un borracho griton —  murmure en contestación para luego dar un trago a mi bebida.

Que Roxana es la caña — dije de improviso mientras me encogía de hombros - Oh, no se... No es como si importara mucho, quiero decir, tampoco haré algo totalmente vergonzoso como salir corriendo al natural por todo el seis, simplemente pienso hacer algo que no haga muy comúnmente, me aburro de las cosas, necesito algo de emoción. — Supongo que es por eso que la mayor parte del tiempo me la paso metiéndome en disputas, simplemente para hacer algo divertido.





εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Sáb Jun 15, 2013 6:20 pm

Una de las cosas buenas que había traído el título de mentor, eran los viajes que ocasionalmente podía hacer a otros distritos tan solo para conocer. No sé si será válido decir que de una manera soy curioso por naturaleza; aprender de otros  era interesante además de que resultaba enriquecedor. Inclusive la vida en mi distrito podía tener sus lados dulces aunque estuviese más que familiarizado con las cosas que me rodeaban. A veces, en aquellos episodios de insomnio que venían a mi, pensaba en cómo sería llevar una vida común, teniendo que lidiar con la preocupación de llevar dinero y comida a casa sin pensar que entre mis manos figurarían la vida de dos personas inocentes, que también mi desempeño podría influir en lo que ocurriese con ellos y que al regresar la gente te verá como una de las más grandes escorias de todo Panem…
 
Mi intención no era sonar como uno… llevo años siendo mentor pero hay ocasiones en las que siento que no encajo. — ah, ¿quién dice que esto tampoco es difícil? Inclusive si repasábamos un poco sobre la historia de los distritos, parecía que a partir del distrito 7 hacia abajo, nada más existían 2 mentores en cada lugar, mientras que en los distritos más altos –particularmente en el dos- los mentores abundaban por doquier. En el caso del mío, soy el único chico que permanece aún con vida, pues de ahí en fuera el resto son mujeres. Michonne ya está algo grande como para ir hacia la búsqueda de patrocinios, más de vez en cuando lo hace y ejemplo de ello fueron los juegos en los que yo participé.
 
No sé tú, pero para mi nada de esto — señalé toda la gente que nos rodeaba — Me parece divertido, a excepción de los espectáculos ¿ya has visto alguno? — yo al principio vi uno y fue por completo de mi agrado con todos esos malabares y las luces que hacían del escenario algo perfecto. Tal vez podría decir que también esta conversación en cierto modo me resultaba entretenida   Es más, ¿qué es algo ‘divertido’ para ti, Rox? — supuse que para la mentora, la palabra calzaría perfectamente en otro tipo de descripciones que no iban a la par de las mías.
 
Entonces he de decir que estoy conociendo a tu ‘yo’ sociable. Supongo que conocerás otro lado de mi persona cuando volvamos a vernos — al menos la faceta que no conocerá ni hoy ni nunca, o eso espero, será aquella en la que me tengo que ver sometido a los medicamentos para poder dormir. O quien sabe, como ya la estaba conociendo tal vez seguiré actuando tal y como ahora.
 
Desvíe la mirada al techo, recargándome vagamente en la barra — Pagué un precio bastante alto por eso. ’Vida por recuerdos’ vivir para continuar en ello. He seguido adelante, y de manera favorable pero la vida en ocasiones te va a tumbar una y otra y otra vez. No queda de otra más que buscar una salida y una solución a los problemas aunque no sea la más correcta de todas.
 
¿Por qué? Si te soy sincero, dudo que puedas siquiera alcanzarme — teníamos una diferencia de estaturas algo… notoria. Casi podría apostar que ni aún estando sentado ella me llegaría. Me giré un poco en dirección hacia ella y volví a recargarme mientras la observaba con una sonrisilla — Rox, nunca me esperé que tú también fueses una acosadora de mentores… pero anda, ¿cómo me llamo? — perderé un brazo pronto, no sé pero lo presiento.
 
O de esos que comienzan a pelear por cualquier estupidez. Espero que tus chicos no entren en esa categoría — creo que en lugar de chicos, tuve que haber dicho ‘señores’. Algunas de las personas que rodeaban a Rox con anterioridad tenían ya pintas algo mayores como para estar detrás de jóvenes. Supongo que es todo eso por la etapa de ‘quiero ser joven otra vez’.
 
Intenté no reírme de ella, pero al final tuve que hacerlo Creo que esa es una de las cosas más sucias que has dicho en las noche. Haces volar mi imaginación con eso de que necesitas diversión — miré mi vaso de manera entretenida antes de dar otro sorbo — ¿Planeas seguir los pasos de Oswald o algo así? Ahí si que serían el uno para el otro — y una vez dicho eso, nuevamente di un trago.





avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Jue Jun 27, 2013 9:28 pm

¿Quieres encajar? - arquee una ceja ante aquellos ¿Eso era lo que él buscaba? Hmm,  supongo que es un pensamiento normal, aunque claro yo difería ante eso - Para mí no es divertido encajar, eso es pasar a ser otro del montón, me gusta la superación constante... ya sabes, buscar una sobre manera de salir - Creo que es bien conocido que soy una persona bastante competitiva - Además dudo que halla un modelo fijo a seguir para un mentor, todos somos totalmente diferentes haciendo una cosa parecida- Osea, no es como que quisiera ser igual a la loca-muda-Kraso, o Wayne-calienta-bragas... Sí, en definitiva no me gustaría encajar con ellos.

No, me aburren. Soy del tipo hágalo usted mismo - Ver los juegos me aburre en demasía ¡por Dios! es más divertido ir en busca de patrocinadores y pelear con uno que otro mentor a estar viendo la pantalla y como los tributos meten la pata aun cuando la oportunidad esta presente, en esos casos juro que me dan unas colosales ganas de patear la pantalla y mal matar a mis tributos con una reverenda madri... a ver si eso les ayuda a no hacer lo que les digo que no deben hacer... ¡Argh! esos momentos son desesperantes... Oh, maldición... comenzaba a exasperarme... vamos Krame, cuanta hasta diez.... - ¿Eh? - regrese a tierra cuando Orson me pregunto algo - Jo.. Pelear - dije sonriente mientras ladeaba la cabeza de manera curiosa. No me sorprendería si me lo creía al 100% sí que es algo entretenido pero no lo hago las 24/7 y claro que no con todos, hay que saber con quien hacerlo para que sea entretenido. Sonreí - Encuentro divertido todo lo que me proponga un reto a superar, esas cosas son las interesantes, y no sé, no tengo un gusto especial en algo, supongo que sabré que algo es divertido cuando la oportunidad se presente. - hice un ademan con la mano - La pregunta acá es ¿Qué es lo que tú consideras divertido? Y si esto no es divertido, hazlo divertido. - Hay tantas formas de hacerlo, este chico quiere que le pongan las cosas en bandeja de plata.

De eso no hay duda - creo que allí todos entraríamos en nuestra faceta seria, preocupados, buscando... como locos cazando y compitiendo por la ayuda, eso sí que es emocionante. - Espera... ¿Mi yo sociable? Me estas diciendo que no lo soy - abrí los ojos exageradamente en plan de ofendida - Me hieres Cinco, y yo que creía que íbamos por un buen sendero.- dije algo acojonada. -  es broma - masculle unos segundos después, tal vez y sí andaba de 'sociable' hoy. 

¿Hmm? - eso no lo entendí, ¿Vida por recuerdos? no, de plano... creo que no entendía eso y me preguntaba si algún día lo haría, claaaaaro, no es como si me interesara o algo por el estilo, es solo que no me quería quedar de ignorante. - ¿Tan malo es? - pregunte, casi la mitad de los mentores se quejaban de eso ¿Realmente resultaba tan malo ser vencedor? Valla, eso si que me es un misterio.

Olvídalo, ya no te diré nada... te has desviado del buen camino por el que ibas. No se llama acoso, se llama aprenderse el nombre de las personas con las que trabajas - Ñeeeeee... estoy perdiendo mi toque para con las mentiras ¡PERO NO ES ACOSO! - Ahora sí que tendré que herirte -

¡Ha! Ya quisieran ser míos... - oh, señor borracho de alado por favor ofrendase lo que quiera pero es la verdad - Ni idea, si me molestan simplemente los dejaré, no pienso estar aguantando a desgracias. - ¿Acaso cree que me quedaré a ver que clase de personas son si me caen gordos? Ya va, es lindo que piense eso...

Fruncí molesta el entrecejo ¡¿Acaso se ríe de mí?! Sí, se ríe de mí. - ¡Ha! No quiero saber las cosas que te imaginas - aunque creo que se lo que se imagina. - ¡¿QUEEEÉ?! - ¡Santa mierda! Ahora sí que merecía un castigo, miren que haciendo tales comparaciones. - Ha... ha.. ha... gracioso. - para cuando vi que estaba a punto de dar un trago a su bebida me apresure para extender mi mano y justo cuando la puso en su boca darle vuelta al contenido sobre él. - Te mirabas sediento. Espero no a verte arruinado mucho. - dije citando su antiguo comentario. - Y no, no voy sobre los pasos de nadie, Orson. Además creo que deje claro que no quería nada con Oswald. - Dije con una sonrisa mientras me bajaba de la banca... y - ¡Oh! no es cierto.. - maldita mier... el inútil tenía razón, no le alcanza de pie. - No, ni una palabra... - solo, cuenta hasta diez Kramer... no olvides respirar.






OFF: ;A; perdón, no tuve buen principio de mes y la otra mitad(?) no hay excusa :/ matame 8D





εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Ashton U. Orson el Lun Jul 01, 2013 10:22 pm

En eso te doy la razón, y creo que he usado una palabra mal — como tal no es el encajar, sino que es otra cosa que en este momento no puedo definir del todo bien — Cada mentor es distinto, sí. Pero creo que aún dentro de nuestro medio hay personas sumamente admirables… y no precisamente por su trabajo durante los juegos — hice la aclaración. Entre esos casos, sigo pensando que podría figurar la mentora del distrito 12; también podría mencionar a Lincon, el mentor del distrito 7 que Kim conoce pero su fama fue creciente a sus presentaciones como voluntario para los dos juegos en los que ha participado. Aunque ahora que lo pienso, hay más mentores que a su manera han hecho cosas bastante admirables, pero si soy sincero varios se han (o nos hemos, si me incluyo en el grupo) desviado de quienes éramos antes de los juegos.

Escuché las palabras de Rox. Sus modos para divertirse resultaban algo curiosos para mí. Su diversión prácticamente se centraba en la forma en que buscaba los medios para hacer las cosas, algo así como satisfacción personal que sabes que nada ni nadie te podrá quitar pese a los intentos que hagan. — Hmm… la diversión puedo encontrarla en las cosas improvisadas, situaciones que jamás piensas que ocurrirán y de la nada resultan ser mejor de lo esperado, también en actos pequeños e infantiles puedo encontrar algo divertido — pensé en las situaciones estúpidas en las que algunas personas dicen que me meto muy seguido. Supongo que todavía quiero mantenerme en contacto con la parte de mí que sigue siendo como un niño — No sé si lo habrás olvidado, pero con tanta gente mirándonos y más en esta edificación no puedo permitirme armar un alboroto — no ando con el humor de que me encierren por una estupidez.

La gente te busca, tú no los buscas a ellos ¿eso es ser sociable? — bromeé aunque en parte lo estoy diciendo en serio. Parece bastante popular, cosa que me hace pensar durante unos segundos si me gustaría que mi situación fuese parecida a la de ella. Después me respondo que no, si voy a hacer fama será de manera ejemplar y no por lo que pueda llegar a hacer desde mi posición en los juegos. — Claro que vamos por el buen camino… sé que podremos llevarnos mucho mejor, Roxy. Si queremos ser amigos tú tienes que conocer mis manías y yo las tuyas — me encogí de hombros. Aún así hay ciertas cosas que de momento es mejor no mencionar.

Hmm… — por esta vez, preferí mirar mi vaso antes de darle una respuesta — A diferencia de distritos como el 1, 2 o 4, en el resto no todos somos vistos como celebridades o héroes por haber vuelto de la arena. No te mentiré, hay personas que en ocasiones se acercan y dicen que quieren hacer lo mismo que tú, pero otros tantos preferirían lanzarte cualquier cosa que tengan a la mano porque te ven como el o la inútil que no pudo hacer nada para que sus hijos volviesen a casa. — además de que creo que la ideología es otro factor que nos hace diferentes para asimilar la muerte. Si eso pasa con alguien de distritos altos se sufre, pero se piensa que tuvo que haber entrenado todavía más para ganar. Para el resto, es un destino que todos preferirían evitar. — También sería un poco de envidia, porque un mentor tiene mayores facilidades que el Capitolio proporciona. Dinero, comida y una vivienda sin igual que cualquiera en el distrito soñaría con tener — la aldea de los vencedores era un sitio opuesto a comparación de las casas humildes que gran parte de las personas tienen.

Pero esta es de las pocas veces en que he tenido la oportunidad de hablar contigo. Y ni se diga de que mis probabilidades de que supieras mi nombre eran casi nulas — saqué un poco la lengua — … acosadora — reí un poco, regresaré a casa con una bonita marca de recuerdo por haber hecho enojar a la mentora del distrito uno.

La gente parece seguirla, pese a que ella diga que no son suyos. Que cómica situación y más por el rostro desencajado del hombre que estaba a unos cuantos centímetros de ella . Nuevamente tuve que echarme a reír por el grito que pegó. Sé que está pensando en Oswald, algo me lo dice… aunque pronto se me acabó el chiste, pues cuando iba a tomar otro trago de mi vaso, a la pequeña se le ocurrió voltearme la bebida para que ésta fuese a parar en a ropa que traía puesta. Rápidamente dejé el vaso con el poco contenido que quedaba sobre la barra y miré como terminó el desastre. Sonreí de lado a los pocos segundos — Rox, no sabía que estabas tan desesperada… si querías que me quitara la camisa tendrías que haberlo dicho — bromeé con ella y me quité el saco que llevaba encima para colgarlo en uno de mis brazos. Me levanté del asiento y me sacudí un poco aunque de nada serviría.

Volví a sostener mi vaso y de un trago me acabé lo que ahí quedaba — Te dije que no me alcanzarías, pequeña Rox — volví a revolverle el cabello — Bien, creo que es momento de que vaya a una habitación. No quiero andar apestando a alcohol tan temprano… y si quieres el número de mi habitación, más tarde busco la manera de pasarte el dato — bromeé y empecé a dar unos pasos hacia atrás antes de que a ella se le ocurra hacer algo como ahorcarme con el saco. — Cuídate fierecilla, ya te veré en otra ocasión — hice un ademán con la mano a manera de despedida, antes de retirarme del sitio.

Buf, si no me quito el olor de encima sé que tampoco volveré a casa en buen estado, aunque si algo tengo que decir de todo esto es que ha sido bueno conocer a otro de los mentores que probablemente estarán ahí para los juegos.




avatar
Ashton U. Orson
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Neutral.
Mensajes : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Roxana I. Kramer el Jue Jul 04, 2013 12:38 am

Asentí en cuanto él me dio la razón ¡Por supuesto que la tenía! ¿Qué diablos pensaba la gente al no querer escucharme? Era bueno que Cinco se diera cuenta. No entendí lo de admirables fuera de los juegos, eso se debía a que no tenía ni idea a lo que sea que se dedicaran 'fuera de los juegos' Estaba demasiado ocupada haciendo mis cosas como para pensar en la de los demás, aún así solo asentí mostrándome de acuerdo con lo que sea que él halla dicho.


- Ya veo, te gusta lo espontaneo. - ¿Infantiles? Sí, creo que me di cuenta que este tipo tiene alma de crío, de eso no había duda. - Uh... - entrecerré los ojos al escuchar aquello - Así que un chico malo. - ¿qué cosa se haría como para llamar la atención y ser castigado? Eso si que podría ser catalogado como interesante ¿Pero lo suficiente como para querer arriesgarme? ... eso lo dudaba.


Negué. - Eso es ser como las polillas. Solo siguen el brillo, pero cuando están lo suficientemente cerca descubren lo que no quieren; se queman. - El disfrutar de toda esta atención no me hace ciega, puedo ver a través de la luz que emano, eso, supongo... es una buena cualidad, se como y cuando manejar mis cartas. Medio sonreí ante aquello ¿Amiga de un mentor? Uno del Cinco, si lo pensará por los status que nos guían diría que ni en un millón de años, pero pensándolo a fondo... ni muerta quisiera hablar con la del Dos (al menos que fuera necesaria par algo) a Tres ni lo conocía, a Cuatro... ojala se joda, Cinco... Uh. - Puede que no fuera del todo una locura -murmure más para mí. Aunque él estaba algo loco...

- Ya veo. - Aún me parecía algo raro eso, pero lograba entender lo que él decía. Eran pocos los casos en el 1 que alguien que no quisiera ir a los juegos fuera, por lo general siempre habían voluntarios o ya antes se habían estado preparando conocedores de que bien podían parar en la arena, pero de vez en cuando, salía alguien que no pensaba ir... entonces, la suerte y no el entrenamiento, debería estar a su favor. - Típico de los mediocres, no les gusta perder ni arriesgar, pero cuando alguien se ha superado tienden a aplastarlo. -

- No soy acosadora, y no te deben interesar mis razones por saber tú nombre. - Ni pensaba decírselas ¡NUNCA!

Luego de unos cuantos comentarios subidos de tono, por parte de él, y mi clara negación hacía ellos (por que no hay nada interesante en ellos) terminamos por tener una riña, yo vertí bebida en él, él se burlo de mi -linda- estura y claro que negué la invitación. Luego de que el sujeto borracho dijo que "te ha ido bien en la conquista" (creo que escucho la invitación al cuarto de Cinco) y de que le derramara toda mi bebida salí de ese maldito lugar ha zancadas y por supuesto, furiosa.


Un baño de burbujas caería endemoniadamente bien, además, podía pensarme un poco lo de 'puntos de vista' por distritos. 



[TEMA TERMINADO]





εїз I can not be tamed.
Only a few find the way.Click
avatar
Roxana I. Kramer
Mentor
Mentor

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A favor de mis intereses
Mensajes : 53

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Salud! ... por estar vivos || Roxana I. Kramer

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.