Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Ir abajo

Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Caesar U. King el Miér Mayo 08, 2013 4:31 pm

El día transcurrió normal, tras verme con Kira en la mañana y posteriormente en la comida regrese a la sala de reuniones en la parte inferior de la torre, ahí me reuní con los representantes de todos los distritos, en resumen sus palabras fueron las de cualquier otro día, los distritos altos estaban muy agradecidos con todo, los medios se conformaban en no empeorar su situación económica mientras que los bajos llegaban constantemente con quejas de la situación económica, aunque eso no significaba nada más que “pedir más ingresos para ellos”, realmente el pueblo les daba igual mientras ellos tuviesen su porción de pan cada día. Tras todo eso finalice mi jornada regular, al menos que algo aconteciera después tendría el resto del día libre para ocuparme en los asuntos venideros de mañana. Mis pasos algo presurosos me llevaron pues hasta la sala real, ahí donde solo miembros de la familia podían concentrarse, lo gracioso es que casi siempre se encontraba desierta, por un lado padre seguramente estaba en sus aposentos, lidiando con su enfermedad como siempre, mi pequeña hermanastra revoltosa debía andar por el capitolio, de fiesta en fiesta, buscando alguien con quien pasarla bien y Mina, vamos, de compras.

En fin, así estaba mejor, de menos no tendría que lidiar con ninguna de ellas, aunque lamentaba no haber traído entonces aquí a Kira para tener un momento más de disfrute; no tarde mucho en encender la televisión donde el comentarista daba las nuevas del capitolio, ninguna relevante a decir verdad, solamente se animaba un poco debido a la cercanía de las cosechas, que en unos meses estarían ya tocando nuestras puertas, fue por este mismo tema que tuve que sacar algunos papeles y comenzar a escribir en ellos, mi discurso que estaba cercano necesitaba ser revisado, tan solo para no dejar cabida suelta a ningún tipo de palabra no clara. No obstante tras unos segundos de paz aparentemente perpetua las puertas de la entrada principal se abrieron por un par de guardias y allí logre denotar la figura de mi hermana Mina, diablos pensaba que estaría demasiado entretenida en las compras como para arribar a este sitio, lamentablemente ahora no podía hacer uso de una salida rápida y para ser honesto tenia algunos asuntos que atender con ella, pero pensaba hacerlo más delante, aunque ya que estábamos aquí seguro podríamos entablar una conversación decente.

-Mina, pensé que estarías en el centro del capitolio de compras…- guarde mis papeles con cuidado doblándolos de la mejor manera posible -¿Te has enterado de Karoline?- de una forma o de otra siempre me gustaba sacar el tema de nuestra hermanastra, porque sabía que eso la hacía enfadar en menor o mayor medida -Parece que sigue de fiesta en fiesta, justamente hoy recibí informes de que ayer estuvo bastante larga la noche para ella- en realidad ni me importaba ni me molestaba mucho ese asunto, pero con tal de dar algún mal rato a Mina para compensar muchas otras cosas que ella me debía podía fingir que si -En todo caso, supongo que aún es joven, además nuestro padre le da ciertos lujos, no veo que más pueda pedir- si algo molestaba más a Mina que hablar sobre Karoline, era hablar sobre nuestro padre quien la había reconocido como hija suya y en consecuencia como nuestra igual, cosa que a nadie le parecía pero que a mí no me afectaba tanto como a “la chica mimada” que fue siempre mi hermana rubia. Coloque ambas manos tras mi espalda ocultándolas bajo la capa roja que portaba como símbolo de la realeza, aunque aparentemente Mina tenía otros estándares acerca de lo que debíamos vestir pues salvo contadas excepciones nunca la había visto portar la ropa “oficial” que denotara nuestro estatus, en su lugar prefería comprar sus propias prendas y ajustarlas a su gusto, que tontería.




¿Crees que soy cruel?...no tienes ni idea
Debes saber una cosa, la crueldad es solamente un punto de vista, para que lo entiendas mejor, me dices cruel porque tengo el poder que tu quisieras poseer, pero…el poder no se obtiene ni se nace con el…se arrebata, ¿puedes hacerlo?.
avatar
Caesar U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A Favor del Capitolio
Mensajes : 156

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Mina U. King el Jue Mayo 09, 2013 8:49 am

Se había pasado el camino de vuelta comentado en voz exageradamente alta lo vulgares que se estaban volviendo los estilistas del Capitolio. No había nada nuevo, sino las mismas combinaciones absurdas de siempre, que no iban con ella, y ni siquiera habían sido capaces de seguir las 'recomendaciones' que se había molestado en darles en su última visita. Bien, pues se pasaría los próximos meses trasladándose al distrito 01 para sus compras. Al menos ahí solían decorar con gemas brillantes sus diseños y eran más vistosos.

Lo único malo es que sus planes habían sido pasarse toda la en el centro de compras, más porque los Juegos estaban próximos, y no podía permitirse el dejarse ver en público dos veces con la misma ropa. Y con lo de jugar a ser patrocinadora y en divertirse a apostar con otros patrocinadores, se dejaba ver muy a menudo. Definitivamente debería irse al 01 de inmediato. Descansaría un rato y luego volvería a buscar a su escolta, pues tendrían que trasladarse de distrito de inmediato, ya que cuando se le metía algo que quería en la cabeza, tenía que ser de inmediato.

Hizo que la dejaran en la Sala de la Realeza. Ahí tendría un poco de tranquilidad, porque a pesar de lo que muchos pensarían, la ponía de los nervios tener a dos guardias detrás en todo momento y circunstancia. Seguramente por eso se escapaba de vez en cuando para estar a solas.
Lo que no esperaba era encontrar a su hermano ahí. A él no lo aborrecía tanto como a su hermanastra, pero últimamente su relación era mucho más tirante y hostil de lo que acostumbraba. Y no iba a ser ella la que aflojara toda esa tensión.

- Estaba ahí, pero los estilistas del Capitolio cada vez son más mediocres. Tendré que irme al 01. – dijo con un suspiro de víctima, como si tuviera muchas cosas que hacer y eso le supusiera un gran esfuerzo. Sin embargo, la mención de Karoline la hizo fruncir el ceño. La aborrecía tanto... No era más que una cría insoportable que había sabido como manipular a su pobre padre para comprar su cariño, arrebatándole parte de lo que Mina consideraba suyo. Y nadie se atrevía a tocar lo que era suyo. - No debería sorprenderte. Nuestra hermanastra sólo sirve para esto. Fiestas y cosas de crías. Ni siquiera sé porque te molestas a pedir informes sobre ella. Que haga lo que le de la gana, que nos importa.

Ojalá pudieran dejar de preocuparse por ella. La mayor parte del tiempo se divertía pensando en ella como una extraña, y no como una hermana. No le daría el gusto de considerarla miembro de su família, y por eso precisamente casi nunca la llamaba por su nombre, sino que se limitaba a decirle 'hermanastra'. Aún así, sabía que a su padre le disgustaba que lo hiciera, así que fingía sólo cuando él estaba cerca. Estaba ya suficientemente enfermo como para darle otro disgusto, y seguramente su padre era la única persona a la que quería de verdad en el mundo. Y pensar en él dándole a Karoline todos sus caprichos le dolía en lo más profundo, que seguramente era exactamente lo que buscaba el maldito de Caesar.

- ¿Y tu que hacías? No te he interrumpido... ¿verdad? ¿Estabas esperando a alguien? – preguntó en un nada sútil cambio de tema. Y no desaprovechaba ninguna oportunidad de intentar sacarle información, porque seguía creyendo que había alguna chica con la que se estaba viendo.. Información jugosa, y información era igual a poder... ¿no?





Mina King

avatar
Mina U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Sigo mis propios ideales :3
Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Caesar U. King el Jue Mayo 09, 2013 11:21 am

Como siempre Mina quejándose de los estilistas, no sé si será algún reproche porque ella busco serlo en su momento o si únicamente es que se había vuelto demasiado exigente, ni idea, nunca me había detenido mucho a pensar en los estilistas, al menos en lo que a mí respecta estaba contento con los míos y los atuendos reales que me prepararon, aunque claro ella no usaba esas ropas, lo que me parecía tonto considerando que le gustaba sentirse por encima de la gente. Cuando comento que se dirigiría al uno me dio cierto gusto aunque no lo mostré, sin ella en la torre de babel reunirme con Kira seria aún más sencillo al menos por un tiempo -¿En serio?, parece que te gusta mucho ese distrito, supongo que no llevaras más que una pequeña guardia entonces, ese distrito no tiene problema alguno con nosotros-. Ante su enfado aparente con el tema de nuestra hermanastra camine un poco dándole la espalda y formulando una pequeña sonrisa de malicia, me gustaba recordarle que dentro de los tres hermanos que actualmente subsistíamos no era yo a quien ella aborrecía mas, probablemente porque aun quería pensar que entre nosotros los lazos de hermandad tenían cierta utilidad.

-Bueno…- estando cerca de una pared me acerque a un controlador y ahí coloque mi mano provocando con esto que una pared corrediza comenzara a deslizarse a un lado permitiendo ver a través de un fino cristal el capitolio al momento que el sol comenzaba a ocultarse a lo lejos dejando entrever algunas estrellas sobre el cielo, una vez hecho ello coloque mis manos detrás de mi espalda y aun sin retirar la vista de aquel que consideraba mi reino respondí finalmente -A diferencia tuya “querida hermana” me interesa conocer el dinero que esta familia gasta y me interesa que la realeza mantenga una imagen ante el mundo- gire un poco mi cabeza solamente para poder mirarle de reojo -A mí me importa lo que haga nuestra hermanastra y a ti también debería, ¿cómo quedaría la realeza si la dejáramos andar por todo el capitolio ebria y liándose con cada pobre diablo que cae en sus garras?- regrese la vista al frente y suspire para recobrar un tanto el aire gastado -Alguien debe encargarse de regular sus excesos, de otra forma destruiría gran parte por lo que hemos trabajado- el dinero no me preocupaba, nuestra familia era tan rica que aun derrochando día a día grandes sumas de dinero tardaríamos años en quedarnos siquiera con la mitad -El dinero no es problema, aun con los excesos de Karoline, con los gastos en la enfermedad de padre y con los tuyos podemos sostenernos sin problema, pero dejar que alguien en esta familia haga lo que quiera sería un error, todos debemos regirnos por un lineamiento, pensé que ya sabias eso- era una especie de regaño, entendía bien que Mina odiaba a nuestra hermanastra y me agradaba verla molesta, pero ante todo mantener la imagen de la realeza era crucial, para bien o para mal debía cuidarla yo ya que Mina no lo haría.

Cuando me pregunto si esperaba a alguien me gire para verle de frente aun en esa posición de tranquilidad -¿A alguien?- negué un poco y mostré una tenue sonrisa aunque no era muy franca -¿A quién estaría esperando Mina?, estas consiente como yo que ha esta sala solo los miembros de la realeza pueden acceder, notablemente no te estaba esperando a ti ni a nuestra hermana menor y considerando que padre debe estar en su tratamiento no veo a quien podía estar esperando- me fui de regreso hasta donde anteriormente me encontraba sentado y ahí tome asiento de nueva cuenta acomodando la capa para que esta no me estorbase -En todo caso, es una fortuna que te encontrara aquí, tenía que hablar contigo sobre algo relevante- le pedí que tomase asiento más por una formalidad que por un acto de cariño -Como sabes las cosechas no están muy lejos, los representantes de los distritos hablaron conmigo y están pidiendo que se realice un festival- siempre considere que Mina no sabía mucho de la historia de Panem, menos de los juegos, para mi ella siempre fue la chica consentida que se preocupaba más en ropa e imagen que en cosas realmente importantes -Cada vasallaje se realiza un festival en un distrito, es una costumbre, todos los habitantes de los distritos están invitados, ahí podrán disfrutar de un banquete gratuito antes de que se realicen las cosechas- recargue mi brazo derecho sobre el costado de aquel sofá y con mi otra mano tome el control encendiendo la televisión, pero en ese momento apreté unos cuantos botones provocando que en la pantalla luciese el distrito seis y como si fuese una grabación previa distintos ángulos del mismo iban apareciendo -Creemos que el distrito seis debería ser la sede, considerando que todas las vías del tren dirigen al mismo, el pasaje de los habitantes seria gratuito por supuesto- eche un vistazo a la pantalla -La realeza debe presentarse como acto de buena fe y confianza para los próximos juegos, pero…- ladee un tanto la cabeza -Como padre está enfermo, Karoline sería una vergüenza y yo estoy ocupado encargándome de todo, debes ser tu quien se presente al sitio y funjas como la anfitriona del festival- le volví a observar -Espero que eso no implique problema para ti hermana…- espere su reacción.




¿Crees que soy cruel?...no tienes ni idea
Debes saber una cosa, la crueldad es solamente un punto de vista, para que lo entiendas mejor, me dices cruel porque tengo el poder que tu quisieras poseer, pero…el poder no se obtiene ni se nace con el…se arrebata, ¿puedes hacerlo?.
avatar
Caesar U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A Favor del Capitolio
Mensajes : 156

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Mina U. King el Jue Mayo 09, 2013 3:52 pm

La verdad es que la traía sin cuidado que su hermanastra se tirara a medio Capitolio o se bebiera todas sus existencias de licor, aún cuando eso perjudicara la reputación de su família. ¿Y preocuparse por el dinero? Menuda tontería. No se les terminaría por mucho que Karoline se empeñara en corretear desnuda por la mitad de las camas de los chicos solteros (y de los no solteros) de todo el Capitolio.
Su hermano, por eso, no pensaba igual, por supuesto. Siempre tan preocupado por la imagen, por el dinero y por la reputación.

- Pues hasta donde yo sé, sigue liándose con cada pobre diablo que cae en sus garras y bebiéndose hasta el agua de los floreros... No parece que te esté funcionando demasiado bien, sea lo que sea que estés haciendo con tus informadores. – puso los ojos en blanco, aburrida ya por tanto hablar de su hermanastra. La aborrecía y no quería malgastar más minutos de su tiempo con ella y sus rebeldías absurdas – Por favor, sé que debemos regirnos por un lineamiento. ¿O es que yo te comporto algún problema para la reputación familiar? El problema lo tienes con esa mocosa consentida, a la que le importa nada la família porque no pertenece a ella, por mucho que a padre y a ti os guste sonreír y fingir que todo está bien con su presencia aquí.

Iba a marcharse, de verdad que si. Caesar parecía más dispuesto que nunca a sacarla de quicio aquella tarde. No sacaría ninguna información de aquella chica con la que presuntamente se estaba viendo, y no quería seguir aguantando tonterías sobre Karoline. Ni siquiera la visión privilegiada del Capitolio bajo la luz rojiza de una bella puesta de sol la tentaría para quedarse un minuto más en aquella sala. Y lo hubiera hecho de no ser porque su hermano le dijo que tenía que hablar de algo relevante con ella.

Mina le miró ligeramente sorprendida. No era ningún secreto que últimamente no hablaban mucho más allá de algunas discusiones, haciendo que ella echara más de menos que nunca a Gaston, con el que siempre había mantenido una relación de hermanos como se suponía que debía ser. Una relación que seguramente nunca consiguiera con Caesar y que ni siquiera le pasaba por la cabeza intentar con Karoline. Así que simplemente por curiosidad, tomó asiento tal y como él le pedía, cruzándose de piernas en un gesto elegante.

Al final resultó un aburrido tema sobre ella asistiendo al estúpido festival de celebración del Vasallaje, nada más y nada menos que en el distrito 06. ¡En el distrito 06! ¡Ella que nunca iba más allá del 02!

- ¿En el 06? ¿De verdad es vuestra mejor idea? Que vulgar. Si tan siquiera hubiera sido en el 01... – puso los ojos en blanco. Y luego decían que ella no se implicaba con las obligaciones de su familia, o que no hacía sacrificios. ¿Que más podía ser viajar hasta el 06 que un sacrificio de proporciones considerables? – Supongo que podría hacerlo... Siempre que me encuentres a un acompañante que esté a mi altura. Guapo. De buena familia. Yo no me rebajaré a pedirle a alguien que me acompañe. Y tendréis que organizar un buen dispositivo de seguridad. No me fío de los pobretones pudiendo viajar gratuitamente entre distritos. – evidentemente su lista de exigencias no terminaba ahí, pero no iba a soltarlas todas de golpe. Necesitaba que su hermano las procesara poco a poco para que se las aceptara. Y evidentemente tendría que hacerlo si no quería que la familia real se quedara sin representación en ese aburrido festival.





Mina King

avatar
Mina U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Sigo mis propios ideales :3
Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Caesar U. King el Jue Mayo 09, 2013 6:06 pm

No me esperaba menos de Mina, siempre alarmándose por cosas triviales, bueno, admito que a mí tampoco me entusiasmaba mucho ir a los distritos más allá del cinco -ese podía decirse era el límite que yo mismo me forme- pero tampoco había que exagerar sobre manera como estaba haciendo ella. Deje que se descargara completamente viéndole en silencio, como solía hacer Gaston conmigo cuando de pequeño me regañaba, creo que era una de las pocas cosas que recuerde de él, pues nunca fuimos demasiado unidos como me hubiese gustado y probablemente por ello su muerte no implico mucho para mí -Mina, el distrito seis no es tan peligroso o tan “poca cosa” cómo crees, está en el límite de los distritos que aun llegan a apoyarnos, además, es un punto de confluencia de todo Panem, por ello el festival será allí, no es una idea que se nos ocurrió de un día para otro- claro, como ella no se ocupaba de largas reuniones y de leer una y otra vez evaluaciones de riesgo potencial para la seguridad de un miembro importante del capitolio no tenía ni idea de cómo es que se elegía crear este tipo de eventos.

-Acompañante, puedes elegirlo tú, ¿o no?, ya que si lo piensas bien sería bastante extraño que yo te eligiese uno, en todo caso si no quieres invitarlo tú solamente elígelo y yo le hare llegar una invitación, más aun, hare que vaya contigo- claro que podía prácticamente obligar a una persona a acompañarla, pero eso no sería necesario, por mucho que quisiese negarlo Mina era una de las caras “bonitas” de la realeza, a diferencia de nuestra hermanastra su reputación era muy buena en los distritos que apreciaban al capitolio y por ende muchos hombres, sobre todo los jóvenes de buenas familias buscaban ser parte de su círculo, casarse con ella era un salto a la gloria, eso pensaban al menos ellos. Comencé a golpear el respaldo el sofá con mis dedos pues estaba pensando una que otra cosa que me logro llegar a la mente en el momento -Por la seguridad no debes preocuparte, la Panem Security está interviniendo desde ahora en el distrito para erradicar cualquier presencia enemiga, nos reportaron unas cuantas células rebeldes que estaban apenas en formación pero no son problema, además enviaremos un gran convoy de agentes de la paz y si aun con eso no te sientes segura “querida hermana” Kira ira contigo al igual que la guardia real, ¿esta bien para ti?- me levante repentinamente avanzando de nueva cuenta hasta el ventanal para admirar el capitolio, afortunadamente Mina no tenía ni idea que Kira y yo teníamos algo, o cuando menos si lo sospechaba no tenía ni la más mínima prueba de ello, lo que me daba la ventaja de enviarla para vigilarla y encima para que la mantuviese a cierta distancia, lo cierto es que enviarla al festival implicaba días de libertad que aprovecharía para organizar los juegos y otros asuntos sin que metiese las narices.

-El festival durara unos tres días, tendrás que quedarte allá, tu sabes, el primer día es de inauguración, el segundo de convivencia y el tercero la despedida, debemos mostrarle a los distritos más bajos que no los hemos olvidado, pero que tampoco los hemos perdonado por la rebelión, aquel festival servirá para menguar ánimos de rebelión, verán que no tienen oportunidad alguna de volver a levantarse en armas- cerré un momento mis ojos cruzándome de brazos imaginándome todo el transcurso de aquello -Iras con los representantes de los doce distritos, quizás veas a los mentores que conoces, pero por sobre todo la gente te admirara, no creo que te vayas a arrepentir de ir…- ciertamente creía que ella no objetaría ante las condiciones ya dichas, pero por cualquier cosa decidí amarrar el “negocio” con una clausula extra -Además, se ha autorizado el uso exclusivo de un tren para que funja como tú “residencia” temporal en lo que estas allá, podrás elegir con que quieres que este equipado y llevar a cuanta gente quieras, por no decir que se llevaran zapatos, ropa, todo lo que creas que vas a necesitar, ¿es suficiente para ti?- pregunte volteándome a verla expectante -Claro que si quieres llevar a Karoline también puedes hacerlo…- mostré esa sonrisa de malicia aunque la esfume segundos después, no valía la pena seguir molestándonos con ese asunto.




¿Crees que soy cruel?...no tienes ni idea
Debes saber una cosa, la crueldad es solamente un punto de vista, para que lo entiendas mejor, me dices cruel porque tengo el poder que tu quisieras poseer, pero…el poder no se obtiene ni se nace con el…se arrebata, ¿puedes hacerlo?.
avatar
Caesar U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A Favor del Capitolio
Mensajes : 156

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Mina U. King el Vie Mayo 10, 2013 3:47 pm

Arqueó ambas cejas en un gesto claro de “si tu lo dices...” cuando Caesar intentó elogiar el distrito 06. No iba a cambiar su opinión acerca de los distritos más allá del 04, que era al más bajo que había llegado, y sólo lo había hecho para poder disfrutar de sus playas. Si tanto le gustaba el 06, por ella podía ocupar su sitio como anfitriona de ese festival.
Arrugó ligeramente la nariz cuando quedó claro que Caesar no le buscaría pareja y que tendría que hacerlo ella. No le gustaba hacerlo, porque seria aceptar que consideraba a alguien lo bastante bueno para gozar de su presencia durante tres días, y dudaba mucho que fuera así. Tampoco quería obligar a nadie a asistir a los aburridos actos del distrito 06, porque luego iría a desgana y, aunque no le importaba obligar a la gente a hacer cosas que no querían, si lo hacía si eso les ponía de mal humor y ese mal humor podía afectarla a ella, por proximidad, los tres días que estuvieran ahí.

- Averigua quienes tienen intención de asistir, borra a los que no sean de buena família y hazme llegar la lista. Seguro que con tus informadores, esos que hacen tan excepcional trabajo con nuestra hermanastra no te cuesta conseguirlo. – evidentemente si tenía que hacer el gran esfuerzo de desplazarse a un distrito que según su punto de vista era ya de gente de escala social muy por debajo de la suya, iba a tener ciertas exigencias. Y sus exigencias, desde luego, comportaban tener a su hermano haciéndole algo de trabajo sucio, porque sino, no se sentiria realizada.

Se encogió de hombros, con los detalles de seguridad. Sabía que sería seguro. Caesar y ella podían tener muchos puntos de vista distintos y discutir con frecuencia, pero a diferencia de lo que le pasaba con Karoline, sabía que entre ellos la família todavía importaba algo y que no la enviaría a algún sitio donde su vida pudiera correr algún riesgo. Que Kira fuera con ella le parecía bien, porque aunque la divertía decir en voz alta lo mucho que la fastidiaba que la siguiera a todas partes, se sentía segura cuando la tenía cerca.

- Bueno, supongo que podría ser peor. Pero quiero encargarme personalmente de modificar el tren como me plazca, para que cuente con todas las comodidades que necesite. No voy a viajar y a vivir durante tres días en cualquier lugar. – claro que no estaba demasiado emocionada con la idea. Ni siquiera ver a viejas amistades entre los mentores le servía de incentivo suficiente como para realizar ese desplazamiento con buena cara. - Espero que haya algún evento elegante, de etiqueta. Algo exclusivo. No voy a pasarme tres días rodeándome de vulgares y de cualquier tipo de persona.

No hizo ningún comentario acerca del último comentario gracioso de Caesar sobre que siempre podía llevarse a Karoline. Por favor... Lo único bueno de irse a un distrito como el 06 seria poner tanta distancia entre ella y su hermanastra. Tres días sin ella serían una bendición que no pensaba desaprovechar.

- ¿Algún otro favor desproporcionado que vayas a pedirme? ¿Que me vaya al 12 a recolectar carbón? ¿O al 10 a ordeñar vacas? Para que luego digas que yo no me implico con la familia... – y ahí iba de nuevo, otra perfecta interpretación de la pobre víctima sacrificada por el bien de la reputación de la familia.





Mina King

avatar
Mina U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Sigo mis propios ideales :3
Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Caesar U. King el Sáb Mayo 11, 2013 12:57 pm

-Vale…- era sencillo, realmente ella no esperaba que yo me ocupase de enviarle la lista, aunque era fácil ordenar a un miembro de la guardia que lo hiciese, por ello no me detuve más en aquel detalle, cualquier cosa que ella pidiese se lo daría para tener unos días libres desde los cuales planear las cosas; realmente era gracioso hasta cierto punto pensar que Mina sentía que esto era una especie de sacrificio por la familia, vamos que el distrito seis aún estaba en condiciones aceptables para una visita real, otra cosa seria que la enviase al ocho, al diez, o hasta el doce, donde desde hace años ningún miembro de la familia real ponía un pie no por miedo sino porque eran tan poca cosa que no valía la pena hacer acto de presencia en tan inmundo sitio. Por algún motivo note en la mirada de Mina que estaba tranquila a causa de la seguridad, cierto es que no éramos buenos amigos, a veces hasta me sorprendía que fuésemos de la misma sangre con tan mala relación que teníamos, pero con todo eso éramos incapaces de intentar un asesinato, al menos no bajo la situación actual, sabíamos que mientras nuestro padre estuviese vivo no habría mucho problema en ese sentido, después quien sabe; por otro lado no objeto ante la presencia de Kira, sabía de antemano que su relación tampoco era la más idónea pero para fines prácticos servía, Kira la protegía bien y ante su compañía Mina seguramente sentía más tranquilidad debido a que ella jamás haría algo en contra de la familia real, menos si de por medio estaba una petición mía para que protegiese de la mejor manera a mi hermana.

Lo del tren ya me lo suponía y anteriormente aclare que estaba en la disposición de permitirlo, a fin de cuentas era lo “menos que se le podía ofrecer a ella suponiendo que ir al seis le representaba tanta incomodidad -No veo problema alguno en lo que estas pidiendo, por lo que puedes modificarlo a tu antojo, como he dicho la autorización ya está- frote un poco mis manos, cosa que de vez en cuando hacia como un tic temporal pero muy vago -Únicamente debes tomar en cuenta que en el tren debes designar un espacio para la guardia que te acompañara igual que para Kira, fuera de eso puedes disponer del espacio que consideres prudente para tus necesidades, incluso como ya dije antes, puedes llevar amigos o invitados, eso ya es tu decisión- no creía que ella fuese a llevar a nadie de esta índole, primero porque yo no le conocía nadie tan cercano o cercana como para considerarla su amiga o amigo verdadero, sus conocidos además dudo que gustarían de un viaje a un distrito que ellos consideraban muy inferior pues al igual que mi hermana jamás pasaban del cuatro, incluso algunos solo conocían el distrito uno pero nada más, por mi parte yo conocía casi todos, aunque los distritos más bajos eran solo por medio de la televisión.

Ante su comentario de algún evento de etiqueta me quede pensando en silencio, un par de segundos, lo suficiente para ubicar el único del cual tenía conocimiento en esos días -Bueno, antes de la apertura oficial del festival se dará una comida con los representantes de los distritos y sus esposas en el edificio de justicia, dudo mucho que consideres una cena de esa índole como un evento exclusivo pero creo que es lo que más se le acerca- no me importo mucho, a fin de cuentas yo no iba a estar ocupado en minucias como esa. Tras todo ello una vez más actuó como si fuese la oveja sacrificada del rebaño, la que siempre tenía que hacer cosas por la familia, ¿de verdad se creía esas patrañas?, muchas veces creo que de verdad pensaba de esa manera -Puedes ir al doce si gustas, lo de ordeñar vacas dudo mucho que conozcas la mecánica, por lo mismo con el simple hecho de que te presentes en el festival estaré satisfecho- la charla se detuvo por unos instantes, ahora venía lo más difícil, hablar de algo que no fuesen obligaciones familiares.

-Los juegos ya no están tan lejos, ¿piensas gastar dinero inútilmente en tributos sin talento de nuevo?- fue lo único que se me ocurrió mencionar en ese instante, eso era mejor que ponernos a discutir una vez más hacerla del pasado, no me gustaba sacarlo a flote y estoy seguro que a ella tampoco.




¿Crees que soy cruel?...no tienes ni idea
Debes saber una cosa, la crueldad es solamente un punto de vista, para que lo entiendas mejor, me dices cruel porque tengo el poder que tu quisieras poseer, pero…el poder no se obtiene ni se nace con el…se arrebata, ¿puedes hacerlo?.
avatar
Caesar U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A Favor del Capitolio
Mensajes : 156

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Mina U. King el Lun Mayo 13, 2013 4:31 pm

Caesar había accedido a todas sus exigencias, pero aún así Mina no estaba satisfecha. Quería que sus peticiones le supusieran un dolor de cabeza a su hermano, no que se las concediera apenas chasqueando los dedos. Pero seguramente con los días que faltaban para el festival podía pensar en más cosas que si fueran un problema. Iba a asistir, claro, pero no lo iba a hacer gratuitamente. La próxima vez Caesar intentaría hacer el esfuerzo él mismo de trasladarse hasta ahí, y la dejaría a ella tranquila con sus asuntos en la capital.

- Descuida, todos tendrán su espacio. - sólo que ella tendría más, mucho más, que no por nada era la princesa.

No le pasó por alto la expresión cuando habló de los amigos o invitados que pudiera llevar. No creía que fuera capaz de hacerlo. Y quizás tenía razón, se había mantenida tan apartada de todos por miedo a que la traicionara que había crecido sin amistades más allá de Gaston, su hermano mayor, que llevaba ya demasiado tiempo muerto. El resto de su vida era un vacío enorme de relaciones personales, y aquello dolía, a pesar de que muchos creían que ella no tenía corazón.
Quizás pudiera empezar a cambiarlo. Si salía más, sin los guardias, y ponía su mejor cara... Definitivamente era muy complicado ser princesa.

Por suerte Caesar no pensaba insistir más en el tema. Los Juegos, sus apuestas y los patrocionios eran algo que le agradaba bastante más que seguir pensando en su próximo viaje al distrito 06. Aquello era algo que si se le daba bien, por mucho que su hermano parecía creer que tiraba el dinero.

- Ciertamente tenemos ideas diferentes de lo que significa gastar dinero inútilmente. En los últimos años, mis tributos patrocionados han llegado varias veces a la final. Hasta ganó uno en una ocasión. - evidentemente las veces en las que uno de los tributos por los que pagaba había muerto eran incontables. Pero según ella, apostar por el más fuerte no tenía ninguna emoción, y sin emoción se aburría con una facilidad asombrosa. Así que si, apostaba por los que todos daban por perdidos, y si, normalmente esos tributos terminaban muriendo. ¿Y qué? Ella tenía su entretenimiento y su emoción, sin importar el dinero que pudiera costar eso - Podrías apuntarte este año, quizás te sorprenderías.

Evidentemente no le habló de las apuestas. Una cosa era patrocionar tributos y otra muy diferente apostar. Esa actividad no estaba del todo bien vista, y que lo hiciera la princesa era algo todavía peor. Pero si patrocionar tenía emoción, apostar por cuanto duraría un tributo exactamente era todavía mejor. ¿Que tenía que moverse en ambientes no del todo legales? Bien, ¿y que? Su hermanastra hacía cosas mucho peores y nadie le decía nada.

- Espero que tengáis pensado algo espectacular para el Vasallaje. Los últimos Juegos fueron aburridos hasta la saciedad. - dijo como si nada, pero en realidad aquel comentario estaba hecho con toda la intención del mundo, para intentar indagar un poco y obtener información privilegiada acerca de lo que tenían planeado. Eso le daría cierta ventaja en las apuestas iniciales.






Mina King

avatar
Mina U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : Sigo mis propios ideales :3
Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Caesar U. King el Mar Mayo 14, 2013 11:27 am

¿Ideas diferentes de gastar dinero inútilmente?, Mina no tenía ni idea de para que servía el dinero verdaderamente, ¿alguna vez había asistido a una reunión con el jefe vigilante?, ¿alguna vez había pensado cuanto costaba organizar los juegos?, ¿alguna vez se puso siquiera a coordinar agentes de la paz para protegernos de los distritos inferiores?, claro que no, Mina seguía en su mundo creyendo que todo el dinero que ella gastaba estaba bien invertido en cosas sin importancia, es por esa misma razón que ninguno de los altos cargos la requería, no al menos para cuestiones trascendentales, saber gastar el dinero no es lo mismo que saber invertirlo en cosas cruciales, pero para mí así estaba bien, mientras ella se mantuviese ciega e indiferente a estas cuestiones me era más simple -Final o no, muchos de ellos solamente llegan a la final gracias a la suerte, además, ¿por qué no apoyas a nuestros distritos leales?, muy pocas veces has patrocinado a los tributos de los distritos altos, ellos nos han sido leales siempre, deben tener nuestra preferencia, el agradecimiento y la retribución es algo importante Mina, ¿qué pensaría la gente si se enterase que tu patrocinas distritos que por historia han sido rebeldes?, ¿qué diría padre?- esto último no fue con mala intención, pero era cierto, a padre no le gustaban mucho los distritos inferiores, vamos que él fue quien ordeno la destrucción del distrito doce como pago por su osadía y yo lo volvería a hacer de nuevo apenas mostraran indicios de una rebelión, creo que eso era lo único que teníamos en común él y yo, ambos creíamos que ante circunstancias extremas solo las medidas extremas eran soluciones eficaces, por lo mismo me daba igual que Panem Security estuviese desapareciendo familias enteras de células rebeldes, un traidor no merecía mas.

Cuando me invito a participar ese año hice un gesto con la mano restándole toda importancia -Tengo cosas más importantes que hacer, de todos modos, solo sale uno, si no es el ganador no veo objeto de tirar el dinero a la basura- lo cual no era del todo cierto, a escondidas yo a veces patrocinaba a los tributos, pero solamente a los de distritos leales al capitolio y de vez en cuando alguno de los que consideraba altos -nunca pasaba del seis-. Por otro lado, sabía bien que ella y otras personas apostaban, lo cual estaba teóricamente prohibido dentro del capitolio, pero no me importaba, sabía que mientras Mina se divertía en cosas como esa me daba espacio para otras cosas mías mas importantes, además todo ese dinero de apuestas terminaba siempre en manos de algún alto cargo y por ende en manos de miembros leales a nosotros, de modo que para mí implicaba solamente un cambio de manos y no una perdida u ofensa contra el gobierno de Panem; además seguro que si le decía algo ella respondería que Karoline hacia cosas peores, lo cual era cierto y ante lo cual yo no tenía defensa.

-No te preocupes por ello, ya están planeados- conociendo a Mina buscaría sacarme información pero no, yo nunca daba detalles de los juegos, me gustaba planearlos aunque a veces me aburrían, más aun cuando ganaba algún tributo de los distritos bajos -Claro que fueron algo aburridos, tributos sin talento sacados de distritos inferiores, ¿qué más esperabas?, solamente valen la pena los de distritos altos- note la hora, casi era momento de marcharme lo que me gustaba bastante pues no aguantaba mucho tiempo al lado de mi hermana, al final todo se reducía a lo mismo, éramos hermanos, no amigos -Ya debo irme, ¿algo más hermana?-.





¿Crees que soy cruel?...no tienes ni idea
Debes saber una cosa, la crueldad es solamente un punto de vista, para que lo entiendas mejor, me dices cruel porque tengo el poder que tu quisieras poseer, pero…el poder no se obtiene ni se nace con el…se arrebata, ¿puedes hacerlo?.
avatar
Caesar U. King
Realeza
Realeza

Vida : 12
Alimentación : 6
Hidratación : 4
Salud : 4
Ideología : A Favor del Capitolio
Mensajes : 156

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder, riqueza…el amor de hermanos no es lo que parece [Mina]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.